29 de noviembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Sitges 2015: crónica del miércoles 14

Green Room, una de las favoritas del público
Green Room (Sitges 2015)
Green Room

Lo más esperado: Una de las triunfadoras por “consenso” del Festival y aspirante desde su proyección por los mentideros de Sitges a llevarse el premio a mejor película fue la excelente Green Room de Jeremy Saulnier. Un grupo de punk con problemas económicos para continuar de gira reciben una oferta para tocar en un Festival de tipo neo- nazi. Aunque el concierto irá bien, a punto de marcharse verán algo que no deberían… y comenzará un thriller intenso, muy bien equilibrado, incluso con destacables dosis de realismo bastante inusual en cine de este tipo (la gente no aprende a usar armas de la noche a la mañana). Magníficos Anton Yelchtin, Imogen Potts y sobre todo Patrick Stewart, grande entre los grandes. No se la pierdan.

La sorpresa: Los hermanos Chris y Ben Blaine sorprendieron con la insólita Nina Forever. Una joven aspirante a paramédica se enamora perdidamente de un chico que ha perdido recientemente a su novia en un accidente de coche. Cada vez que intenten tener intimidad, la fallecida –interpretada por Fiona O’ Saughnessy, la Jessica Hyde de la serie Utopia- reaparece de entre los muertos, haciendo de su relación un imposible. Una manera simbólico-cómico-terrorífica de hablar de ciertos problemas de pareja y de los clichés que pesan sobre algunos y algunas… ciertamente original, y con un giro revelador sorprendente y muy bien pensado.

Para considerar: Aunque durante gran parte de su metraje Bone Tomahawk, de S. Craig Zahler, funcione como western y película de aventuras de libro, su última media hora se adentra en el survival y el terror de la manera más inesperada. Tras profanar un cementerio de una tribu india casi prehistórica y muy salvaje, un ladrón llega hasta un pequeño pueblo donde es secuestrado por la tribu… que se llevan también al ayudante del sheriff y a la doctora local. Una partida que incluye al marido de esta (Patrick Wilson, que va cojo toda la película y las pasa canutas), el sheriff, su otro ayudante y un cazador y aventurero profesional (Kurt Russell, Richard Jenkins y Matthew Fox) irán a su rescate. Como digo, su introducción en la oscuridad es realmente sorprendente, al tratarse de una cinta que aparentaba otra cosa, e incluye alguno de los momentos de gore más salvajes y explícitos de todo el Festival.


Especial Festival de Sitges 2015