1 de marzo de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Sitges 2013: crónica del sábado 19

Día para la nostalgia con Dragonball Z y El retorno del Jedi
El retorno del jedi
El retorno del jedi

La película más esperada de la última jornada del Festival era The Sacrament, de Ti West. Dos periodistas (de Vice, para más señas) reciben la solicitud por parte de un hombre para buscar a su hermana, la cual parece haberse desvanecido de la Tierra al unirse a una comunidad auto-suficiente en Eden Parish. Pero introducir un elemento externo en ese entorno resultará fatal. La película recoge elementos de tragedias como las de las sectas de Guyana o Uganda y era realmente prometedora. Pero West tira por el sensacionalismo más barato cebándose en la tragedia, saltándose el formato cuando le viene en gana y pasándose por el forro cualquier intención que no sea la de epatar al espectador en el colmo de la superficialidad. Vamos, no anda muy lejos de The Green Inferno, que tampoco es que me parezca muy allá, pero al menos iba de cara prometiendo únicamente un espectáculo de casquería y aliñándolo todo con algo de humor negro. Cine amarillista cada vez más cansino, definitivamente después de haber visto toda su obra y de esperar que la promesa se convierta en realidad creo que lo mío con Ti West ha terminado.

Tampoco funciona excesivamente bien Lesson Of Evil, de Takashi Miike. Un profesor psicópata (muy bien en su papel Hideaki Ito) tiene una enorme facilidad para cargarse a alumnos que le molesten o profesores que sospechen de su doble identidad -haciendo que parezca un suicidio o un accidente- hasta que la situación se vuelva insostenible. En ese momento, dará comienzo una matanza salvaje. La primera mitad de la película se carga el resultado final, con un inicio tedioso, lento y enrevesado hasta decir basta. El resto de metraje es una salvajada en el cual el personaje de Ito va dando caza a los alumnos uno por uno, filmada con el nervio habitual de su director pero extrañamente carente de tensión -el poco desarrollo de su largo elenco de personajes le perjudica en exceso, así cuando tienen la soga en el cuello poca empatía provocan-. 

La jornada «nostálgica» del Festival comenzó con DragonBall Z: Battle of the Godsde Masahiro Honda, respuesta de Akira Toriyama a las súplicas de los fans sedientos de nuevas aventuras de Goku y compañía. Sin ser gran cosa, se esfuerza en intentar combinar del humor en la primera parte del film que hacían gala las primeras temporadas de la serie y la acción en la segunda que saturó la serie a partir de la muerte de Freezer. Un regalo para fans, nada más  y nada menos.

Que puedo decir de El retorno del JediA mi todo esto de que me vuelva loco el cine me viene por que cuando tenía 5 años fui a verla al cine en familia. Es la primera película que repetí (mi padre tuvo que llevarme a la semana siguiente y repetiría en cines de barrio, reestrenos y demás), me obsesionó (montones de juguetes basados en la película esparcidos por el suelo en mis años infantiles lo atestiguan, soy el perfecto ejemplo de víctima de Lucas y su dominio del merchandising) y por la que tengo una debilidad especial. Es decir, probablemente de la trilogía original sea la «menos buena», siéndolo mucho, pero es a la que quiero más. No comparto el odio hacia los Ewoks (a mí me gustan, y tienen un uso narrativo en la saga importantísimo. El Imperio, entre otras cosas, es víctima de su arrogancia. ¡No hay enemigo pequeño!), el duelo final entre Luke y Vader me estremece, y toda la parte del rescate de Han en el palacio de Jabba la considero la mejor de toda la saga y probablemente de lo mejor jamás filmado del cine de aventuras. Perdí la cuenta de los visionados que hice de la misma cuando ya llevaba más de 60 y nunca sabré cuantos llevo ahora, pero es sin duda la película que más veces he visto en mi vida (Twin Peaks, Fuego camina conmigo sería la única que le podría discutir eso, pero se llevan demasiados años de diferencia). Entré en la sesión especial muy cansado debido a mis horarios y en cuanto salió en pantalla el «Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana…» se me pusieron los ojos como platos. Fue un regalo del Festival (a algunos, ya que a otro tipo de espectadores les llevó a un disgusto, de eso ya hablaremos en las consideraciones finales) y no me importó que fuera la versión de reestreno de finales de los 90, con ese horrible numerito musical en el Palacio de Jabba y las celebraciones finales para conectarla con la nueva trilogía -al menos Anakin conservó el rostro de Sebastian Shaw-. Fue una jornada muy emotiva, el público estuvo entregado y esta vez todo salió bien. Un 11.

Llegué este año muy cansado al Festival y no he podido mantener un ritmo muy elevado de visionados como en años anteriores, y cuando terminó la proyección me dio el bajón y decidí no entrar a ninguna sala más y dedicarme a otros menesteres. Me parecía que el ciclo se había cerrado habiendo visto precisamente «ésta». Espero de todo corazón de que sea un fin de ciclo respecto a este Festival únicamente, pero visto el color que parece toman las cosas desde la organización no puedo jurarlo. 

ESPECIAL FESTIVAL DE SITGES 2013