15 de abril de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Sitges 2007: crónica del sábado 13

Grindhouse, vista en su montaje original
Planet Terror
Planet Terror

Despedida y cierre de esta 40 edición del Festival de Sitges, llega la hora de hacer las maletas y de regresar a casa tras el enorme atracón de títulos de este año, muchos de ellos de calidad notable. Quizá no a la altura de el año pasado, donde casi cada día de la media de cinco o seis títulos diarios aparecían una o dos joyas y muy pocas cosas flojas, pero aun así destacable.

Para cerrar el Festival (y convertirse en la película número 52 que ha visto un servidor) nada mejor que Grindhouse, el derroche de imaginación y diversión que ese par de traviesos talentos que son Robert Rodríguez y Quentin Tarantino cocinaron para homenajear a las sesiones dobles de antaño. Casi todos habréis visto ya las dos versiones ampliadas estrenadas en nuestro país, yo particularmente decidí a esperar este momento y llegar “virgen”. Por una vez Rodríguez le toma la delantera a Tarantino con su extraordinario show Planet Terror, aunque Death Proof también es estupenda, pero con el lastre que se tiene de que en nuestro viejo continente no estamos tan acostumbrados a este “cine de acción de carreteras” como a las invasiones de zombies. Como sesión doble, en un cine como es el Casino Prado de Sitges (donde personalmente me siento como en casa, gracias a la simpatía de la gente que allí trabaja), en el contexto de un Festival que nace para propuestas como esta y un público entregado como si de un concierto se tratara, disfruté como un cosaco.

Horas antes me devané los sesos con la muy interesante Ugly Swans, de Konstantin Lophusansky, adaptación de una novela de los hermanos Boris y Arkadi Strugatski. Muy influenciada estéticamente por el Stalker (otra adaptación de los mismos hermanos) de Andrei Tarkovski, el filme narra las peripecias de un escritor enviado por la ONU a un pueblo inundado que está dominado por los “Acuáticos”, una raza de la cual se sospecha su origen extraterrestres y que “controlan” a los niños del lugar, entre ellos la hija del protagonista. Pero nuestro protagonista, interpretado por Gregory Hlady, comenzará a identificarse cada vez más con las propuestas de estos seres. Vuelve la ciencia ficción rusa, con su habitual pesismismo y carga existencialista, y es para alegrarse.

ESPECIAL FESTIVAL DE SITGES 2007