22 de abril de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

The Babysitter (2017)

Una comedia de terror como las de los 90s
The Babysitter

Título original: The Babysitter
Año: 2017
Compañía: Boies-Schiller Film Group / New Line Cinema / Wonderland Sound and Vision
Director: McG
Guión: Brian Duffield
Reparto:
Judah Lewis (Cole)
Samara Weaving (Bee)
Robbie Amell (Max)
Bella Thorne (Allison)
Hana Mae Lee (Sonia)

The Babysitter
Bee y Cole pasándolo bien

Sinopsis:
Cole es diferente al resto de los chicos. Es más tímido y retraído, lo que provoca que se convierta en una diana para la típica pandilla de idiotas del insttuto. Sin embargo, cuenta con una protectora, Bee, la niñera que se encarga de cuidarle, y que se encuentra en los últimos cursos del instituto.

Bee lo tiene todo. Es divertida, guapa, cariñosa, y con ella Cole lo pasa en grande. Pero lo que no sabe Cole es que su cuidadora y amiga guarda un secreto. Cuando una noche se queda a cuidarle, invita a sus amigos a casa. Cole la espía sin que ellos lo sepan, y descubre que no todo en Bee es tan guay como él pensaba…

The Babysitter
Bee y su séquito

Comentario:
A veces no hay que innovar ni crear nuevos códigos para firmar un buen producto de género. Solamente hay que coger los ingredientes que ya conocemos, y seguir la receta con cariño. McG no revolucionó nada en The Babysitter, y simplemente ofreció una comedia de terror en la línea de algunas producciones de los 90s de la New Line (que también produce esta película).

Eso sí, a diferencia de aquellos títulos aquí prima con diferencia la comedia sobre el terror. Pero comparte ese cariño por el género, las ganas de divertir, y el metalenguaje, que ofrece las mejores situaciones y gags de la cinta. Todo con unos personajes estereotipados hasta el extremo de la autoparodia, y que abusan de la sangre si hace falta (y si no, también).

McG peca de uno de sus defectos habituales. Viniendo del mundo del videoclip, es incapaz de rodar tres planos seguidos sin usar algún efecto de cámara o edición. Deformación profesional. Pero en esta ocasión el defeco se enmascara bastante bien en una historia trepidante e ingeniosa, en la que Brian Duffield ha captado a la perfección muchos códigos del género.

También hay grandes aciertos en el reparto. Weaving está tremenda en la película, como amiga y como villana es capaz de llenar toda la pantalla. Toda una scream queen en ciernes, si se decide a tomar ese camino. Hasta una habitualmente discutible Bella Thorne aporta algunos de los mejores momentos de la película. La cinta pronto se hizo con un estatus de culto tras su estreno en Netflix, que propició una pronta (e inferior) secuela. Si te gusta la serie B de los 80s y 90s, corre a verla. Echarás un buen rato.