15 de abril de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Star Trek: En la oscuridad (2013)

El regreso de Khan
Star Trek En la oscuridad

Título original: Star Trek Into Darkness
Año: 2013
País: Estados Unidos
Director: J.J. Abrams
Guion: Roberto Orci, Alex Kurtzman y Damon Lindelof
Reparto:
Chris Pine (Kirk)
Zachary Quinto (Spock)
Zoe Saldana (Uhura)
Karl Urban (Bones)
Simon Pegg (Scotty)

Star Trek En la oscuridad
Con licencia para phasear

Sinopsis:
La historia comienza en el planeta Nibiru, al que la tripulación del Enterprise ha llegado para evitar un desastre natural. Pero, contradiciendo la normativa de la Federación, entran en contacto con los primitivos nativos del planeta, que desconocen todo lo que se mueve más allá de sus islas. Como consecuencia, Kirk y Spock son relevados del mando de la Enterprise, y degradados a nuevos destinos en la flota.

Mientras tanto, un oficial de la flota estelar provoca un atentado en unas instalaciones de la lota estelar en Londres. Y poco después lanza un ataque contra todos los oficiales de la flota, antes de trasladarse a dominios Klingon.
Kirk recupera el mando de su nave, y se le pide que mate a Harrison utilizando unos torpedos especiales que los Klingon no detecten, ya que si ocurriese podría desatarse una guerra entre las dos facciones. Pero toda la situación va a complicarse aún más de lo que está.

Star Trek En la oscuridad
Khan (Benedict Cumberbatch)

Comentario:
Incluso bastante antes del estreno de Star Trek, en Paramount estaban quedando tan contentos con el resultado que encargaron su secuela a JJ. Abrams y el resto de productores de la cinta. Una secuela que tardó varios años en llegar, debido a diversos ajustes en la historia, que provocaban que Abrams fuese dedicando sus esfuerzos mientras tanto a otros proyectos como Super 8.

Los grandes aciertos de la primera entrega permanecen ahí. Es una space opera de aventuras muy sólida, con acción a raudales y personajes a los que tomar la mano. Aunque es menos fresca que la primera entrega, y se echa en falta que repitiesen la fórmula en lugar de intentar sacarle más punta y mejorarla. Para bien y para mal, esta secuela es «más de lo mismo». Era una buena oportunidad para coger al público captado en la primera e introducirlo más en el universo trekkie. Pero, en lugar de ello, se intenta seguir llevando elementos trekkies a una aventura espacial, y éstos acaban incluso por estorbar.

Con una excepción: Benedict Cumberbatch. La elección de Khan como villano de la cinta fue confirmada y desmentida varias veces durante la producción, para mantener la sorpresa. Ya dentro de la historia, la intepreteación de Cumberbatch hace que la película gane muchos enteros con un personaje que irradia carisma, peligro, sagacidad e implacabilidad. Todo un acierto del casting que, por lo demás, se repite respecto a la anterior película, en nombres y desempeño. Si acaso la relación entre Kirk (Pine) y Spock (Quinto) está aquí mucho más desdibujada, ofreciendo menos momentos brillantes aunque Quinto no lo acusa tanto dentro de su propia historia como Pine, que sí echa en falta en sus escenas a su compañero.

La película batió incluso los récords de su predecesora a nivel mundial, convirtiéndose en la película más exitosa en todo e mundo de la saga. Pero queda esa espina, la de que la saga cada vez tiene más de Star Wars o de Indiana Jones (esa escena inicial) y menos identidad propia. A corto plazo ha resultado todo un éxito, eso es incontestable, pero a la larga puede enterrar la saga en la vorágine de estrenos veraniegos a los que esta cinta pertenece. Y aquí hay bagaje como para no ser «una más».