7 de mayo de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Seoul Station (2016)

La precuela de Train to Busan
Seoul Station

Título original: Seoulyeok
Año: 2016
País: Corea del Sur
Director: Sang-ho Yeon
Guion: Sang-ho Yeon
Reparto:
Eun-kyung Shim (Hye-seon)
Ryu Seung-ryong (Suk-gyu)
Lee Joon (Ki-Woong)
Jang Hyuk-jin (Gi-Cheol)
Gong-Yoo (Seok-Woo)

Seoul Station
La vecina del quinto

Sinopsis:
En la estación de tren de Seúl, un vagabundo encuentra a uno de sus compañeros desfallecido, con una herida en el cuello. En vano, intenta que otras persona le ayuden, intentando hablar con transeúntes, la seguridad del lugar o una casa de acogida cercana. Desgraciadamente, parece que nadie quiere ayudarles. La herida va tomando peor aspecto…

Mientras tanto conocemos a Hye-seon una joven que ha abandonado el burdel en el que trabajaba para irse a vivir con su novio Ki-woong, un joven que la maltrata, intenta volver a prostituirla por dinero, y es incapaz de encontrar un trabajo. Tras una discusión, ambos jóvenes toman caminos separados justo antes de que una epidemia zombie estalle en la ciudad.

Seoul Station
Hye-Seon y Ki-Woong

Comentario:
Apenas un mes después de estrenar con éxito Train to Busan, Yeon Sha-ho, regresó al terreno del que venía, la animación, para crear una precuela de la trepidante película de zombis.
Sin embargo, el coreano no consiguió trasladar a esta nueva entrega el imaginario de su éxito, siendo la película y los zombis muy inferiores al inicio de la saga.

Ninguna de las escenas causa el mismo impacto que las de Train…, y en lugar de aportar algo a sus zombis, más bien los empobrece, quitándole varias de las cualidades que los hacían algo más originales y únicos, convirtiéndose aquí en unos muertos vivientes mucho más convencionales.
También pierde la oportunidad de conectar las dos películas, más allá de la aparición al principio de la cinta de la estación de tren de Seúl. ¿No habría sido ideal introducir en esta historia a la chica y el vagabundo que entran en el tren huyendo de los muertos al principio de la primera película? Es más, incluso en la primera película había más referencias para entender el inicio de la plaga.
Sin embargo, todo esto (zombies más pobres, falta de conexión…) tiene una excusa: aunque estrenada después, la película de animación es anterior a Train to Busan. Simplemente su gira por festivales de todo el mundo permitió que el director estrenase antes su debut en la imagen real. Aunque las hayamos recibido al revés, en realidad Train to Busan es la secuela de esta cinta. Y, si lo vemos así, sí vemos una evolución más satisfactoria.

La película incluye un elemento social, que ni termina de criticarse (el novio abusador acaba convertido en héroe, y la chica arrepintiéndose de haberle dejado) ni tampoco termina de ser un reflejo más realista de los problemas de violencia o pobreza de la sociedad coreana/mundial (porque para eso le falta proponer muchas más preguntas y escenarios en los que el espectador reflexione). Eso sí, la ambientación y la opresión la convierten una cinta mucho más oscura y en cierto modo más terrorífica que Train…

Todo servido con una animación muy exquisita en lo que se refiere a los decorados, una ciudad de Seúl fría y llena de contrastes, como los de su sociedad. Bastante menos espectacular resulta la animación de los personajes, pero sin tampoco llegar al suspenso.
Como complemento de su película hermana funciona, es entretenida y muestra una cara distinta de la epidemia, también desde un prisma paternofilial con giro final inclusive (el único de una historia por lo demás bastante previsible -como el propio giro, en realidad-).