9 de diciembre de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Regreso al futuro III (1990)

El cierre de la trilogía cambió de época y de género
Regreso al futuro parte III

Título original: Back to the Future Part III
Año: 1990
País: Estados Unidos
Director: Robert Zemeckis
Guion: Bob Gale y Robert Zemeckis
Reparto:
Michael J. Fox (Marty McFly / Seamus McFly)
Christopher Lloyd (Doc Emmet Brown)
Mary Steenburgen (Clara Clayton)
Thomas F. Wilson (Buford ‘Mad Dog’ Tannen / Biff Tannen)
Lea Thompson (Maggie McFly / Lorraine McFly)

Regreso al futuro parte III
Salvando el reloj

Sinopsis:
Los problemas para Marty y Doc no dejan de encadenarse. Ahora reciben una carta de ellos mismos, que data de 1885. El Doc de los 80 está allí atrapado, y les ha dejado al Doc de los 50s y a Marty su copia del DeLorean oculta en una vieja mina, para que Marty pueda volver a su época. Pero Marty descubre una tumba de Doc, fechada apenas unos días después de la fecha de la carta.

Así que Marty vuelve a viajar al pasado, esta vez al salvaje oeste del siglo XIX, para salvar a Doc de su destino. Viajará a los primeros años de Hill Valley, justo cuando se fundó la torre del reloj. Allí conocerá a varios de sus antepasados, y también al tatarabuelo de su enemigo Biff, que resultará ser un forajido del que cuidarse, y con el que pronto se verá enfrentado.

Regreso al futuro parte III
Unos malos muy sucios

Comentario:
El cierre de la trilogía se rodó de forma continua a la segunda de las entregas, dejando 3 semanas de vacaciones entre una y otra. Gale y Zemeckis tuvieron la idea de ambientarla en el salvaje oeste cuando, rodando la original, Michael J. Fox les dijo que si viajase en el tiempo le encantaría ver esa época. Dándole vuelta y desarrollando la idea, decidieron que los personajes se encontrarían con sus orígenes, ofreciendo una película diferente de viajes en el tiempo, pero igual de divertida que sus predecesoras.

Los amantes del western (en su época casi que ninguno, porque por entonces era un género bastante muerto), además de innumerables guiños, y por supuesto clichés reconvertidos, vieron como pequeñas glorias del género como Pat Buttram, Harry Carey Jr. o Dub Taylor realizaban sendos cameos en el film. No obstante, el mayor guiño de la película es la elección de Mary Steenburgen en el reparto. 11 años antes, Mary había interpretado a una mujer del siglo XX que conoce a un hombre del siglo XIX en Los pasajeros del tiempo. Zemeckis quiso invertir la historia y que la propia Mary fuese ahora la que conocía a una persona del futuro.
Su química con Lloyd resultó además ser uno de los puntos fuertes de la cinta.

La película es la más sencilla de las tres, tanto que a veces la factura resulta algo ramplona para una producción de su calibre. Aunque después de los excesos de Regreso al futuro 2 es de agradecer que quisieran probar con algo completamente diferente, en lugar de rodar dos películas en la misma línea, que habría sido lo más sencillo. Es un sólido final de la historia (que con la cantidad de enredos que había no era cosa sencilla), entretenida, y que no merece del todo que habitualmente se la coloque detrás de las otras dos.

Es cierto que tiene la historia más lineal, y que se convierte demasiado pronto en una «comedia del oeste», olvidando en cierto modo los viajes en el tiempo. Pero también es la película en la que tanto Fox como Lloyd nos ofrecen la mejor interpretación de sus personajes. Especialmente un Lloyd al que sus escenas románticas sirven para humanizar al chiflado de dibujos animados que era su personaje en las primeras películas.
No será sobresaliente, pero sí que es un digno colofón a la saga.