20 de junio de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Regreso al futuro (1985)

Viajarías en el tiempo para volver a verla
Regreso al futuro

Título original: Back to the Future
Año: 1985
País: Estados Unidos
Director: Robert Zemeckis
Guion: Robert Zemeckis y Bob Gale
Reparto:
Michael J. Fox (Marty McFly)
Christopher Lloyd («Doc» Emmet Brown)
Lea Thompson (Lorraine Baines)
Crispin Glover (George McFly)
Thomas F. Wilson (Biff Tannen)

Regreso al futuro
Doc y Marty, experimentando con el DeLorean

Sinopsis:
Marty McFly es un adolescente de los 80s que vive en Hill Valley, una localidad californiana. Su padre vive bajo el yugo de su jefe, Biff, mientras que su madre es una alcohólica, que parece haber donado sus genes perdedores a todos sus hijos. Uno de los amigos de Marty es Doc, un excéntrico científico que un día confiesa su secreto a Marty, ha modificado un automóvil DeLorean para convertirlo en una máquina del tiempo impulsada por uranio, que ha robado a unos terroristas libios.

Cuando Marty es enviado hasta 1955 en el DeLorean, se ve envuelto en un una reacción en cadena que altera el tiempo, y que podría vaporizar su futuro, dejándole atrapado en el pasado. No tiene uranio para volver, ¡y su presencia ha evitado que sus padres vayan a ir juntos al baile de fin de curso en el que se besan por primera vez!

Regreso al futuro
Volviendo a conocer a su padre

Comentario:
Desde 1980, Robert Zemeckis y Bob Gale querían realizar una película sobre viajes en el tiempo que les reconciliase con la taquilla tras el fracaso de 1941. Sin embargo, su proyecto no lograba atraer el interés de los productores. Hasta 40 compañías declinaron el guion hasta que el éxito de Tras el corazón verde (y el apoyo de Steven Spielberg) permitió a Zemeckis recuperar el interés de la industria. Y nosotros que nos alegramos, ya que gracias a ello tuvimos uno de los mayores clásicos de los 80s.

Y eso que no todo fue sobre rosas una vez comenzado el rodaje. Primero, Michael J. Fox no pudo unirse al proyecto, y comenzó a grabarse con Eric Stoltz (Mask) como protagonista. Tras un par de semanas de rodaje, Zemeckis pidió cancelarlo y esperar a Michael. Fueron 4 millones de dólares tirados a la basura, para una película que pensaba costar 15 millones (una producción top para la época, especialmente teniendo en cuenta que no había grandes estrellas en el reparto). Un dinero que los productores quisieron exprimir adelantando el estreno a antes de verano, para que la película aguantase más meses en cartelera, visto el buen recibimiento de los pases previos. Esto provocó que la post-producción fuese muy acelerada, y explica por qué algunos de sus efectos especiales no son todo lo que podía ofrecerse en la época.

Pese al corto presupuesto, las prisas, los problemas de rodaje… la película acabó estrenándose y logrando recaudar más de 380 millones de dólares en todo el mundo. Acabó dando lugar a una trilogía cinematográfica y a toda una franquicia de videojuegos, cómics, serie televisiva…
Tiene suficientes capas como para que la disfrute cualquier miembro de la familia, y las interpretaciones de Fox, y especialmente las de Christopher Lloyd y Crispin Glover, son comedia pura.

Esta mezcla de comedia, personajes, ciencia ficción y aventuras que combinó Zemeckis no sólo conquistó en su época. Hoy en día es una de las cintas juveniles de los 80s que mejor ha envejecido. La historia de un joven de los 80 adentrándose en el universo de ¡Qué bello es vivir! da lugar a todo tipo de sorpresas que siguen funcionando igual de bien. Uno de los títulos más representativos y divertidos de su época, y un clásico del cine de pleno derecho.