28 de noviembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

100 canciones españolas sobre cine fantástico

Un centenar de canciones de bandas españolas que hablan sobre cine de género

Jamonja

Hoy tenemos como firma invitada al DJ de música alternativa Jamonja. Elegido entre los mejores DJs nacionales durante 4 años seguidos por los lectores de la revista Rockdelux, ha pasado por festivales como Interestelar, South Pop, RENOfest… y es un habitual de la sala sevillana Holiday by Obbio.


Canciones sobre cine fantástico

¿Qué leyenda del cine fantástico dirigió un videoclip de Los Planetas? ¿Cuántas bandas españolas han dedicado temas a Bela Lugosi? ¿Y a Star Wars? Hagamos un repaso a un centenar de canciones nacionales inspiradas en los clásicos del cine fantástico.

Realizar un listado exhaustivo de todas las bandas y canciones que han dedicado sus letras al cine fantástico sería una tarea inabarcable a día de hoy. Hay géneros como el psychobilly o el punk en los que el cine de terror es un tema tan habitual como una ruptura en un disco de Pablo Alborán, y con decenas de bandas publicando nuevas canciones cada semana en las plataformas digitales, el volumen de música está en una etapa de crecimiento exponencial.

Por eso, a la hora de realizar el repaso me he propuesto limitarlo a una playlist de 100 canciones (en realidad eran 50 originalmente, pero confieso que se me ha ido la mano y prefería sumar a cribar). Suficientes para repasar las más conocidas, incluir algunas rarezas o favoritas, y quedar fatal si me olvido de alguna de las famosas (Aunque os invito a ampliar la lista dejando un enlace en los comentarios para escucharla, prometo ir ampliándola de vez en cuando).

Para los impacientes, aquí va la lista. Los demás, podéis aprovechar para escucharla mientras seguís leyendo.

Empecemos con la canción más obvia de todas. La matanza de Texas se ha convertido en toda una habitual de la inspiraciones musicales. Cara de Cuero podría estar el último en una lista de villanos que podemos imaginar escuchar música, sin embargo perderíamos varias veces la cuenta de las veces que él (y su familia) han protagonizado todo tipo de canciones. Una motosierra tira más que dos carretas.

En España tenemos varias, pero una que destaca especialmente: Un día en Texas. La canción la compusieron Nacho Canut y Eduardo Rodríguez para Parálisis Permanente, comenzando el idilio del primero con el fantástico, que continuaría luego en Pegamoides, Dinarama, Fangoria…

Un latigazo punk del que llegaron luego infinidad de versiones, la mayoría más hardcore: Bellako (no confundir con Belako), Unite, Las Novias, Parabellum, The Complexity… Vamos a rescatar solamente una, porque fue la primera en editarse, un año después de la de Parálisis, es la más célebre, y también porque creo que es la que mejor ha sabido llevársela a otro terreno. Se trata de la que Gabinete Caligari incluyó en Que dios reparta suerte (1983). La banda de Jaime Urrutia compartió su primer EP con el grupo de Eduardo Benavente, y el propio Urrutia tuvo un breve paso por Parálisis, de ahí la estrecha relación con la canción.

Pero, como hemos dicho, la cosa no queda ahí. Tenemos material de sobra para elegir: La sierra es la familia de Siniestro Total, Family de Doctor Explosión, Familia de subnormales, todos locos de Airbag…

Una vez mencionada la más obvia, y antes de seguir con otras grandes sagas norteamericanas, vayamos con los iconos nacionales. Curiosamente no son demasiadas las canciones dedicadas a los grandes nombres del fantástico español. Y eso que la música alternativa española les debe uno de los vídeos que marcaron a toda una generación: en 1996 nada menos que Jess Franco dirigía el clip de Himno generacional nº83, primer single de Pop, el segundo LP de Los Planetas.

Sin embargo, nos costaría encontrar una canción dedicada al Tío Jess. Lo más parecido que conozco es la participación del propio Tío Jess hablando en el corte introductorio Ten cuidado hermano que abría el disco Supervillanos de alquiler (2003) de Hablando en Plata. Más suerte tuvo su pareja y musa, Lina Romay, a la que Maleso dedicaría A mí la que me gusta es Lina Romay en Moscas volantes (2016), haciendo un simpático repaso a varios de sus títulos (aunque quizá no precisamente a los de género fantástico). El discípulo de Franco, Pedro Temboury, ha podido escuchar cómo le cantan a su Kárate a muerte en Torremolinos, por parte de No Picky.

Paul Naschy sí tiene varias homenajes sonoros. A su licántropo Waldemar Daninsky encontramos dedicadas The Bane of Daninsky, the Werewolf, de Dark Moor, La marca del hombre lobo de Motorzombis, Ante mí de Cripta (con la participación del propio Naschy en el tema y el videoclip), o You Don’t Have to Worry de Screamin’ Witch Doctors. Los primeros repetirían dedicando una canción a Alaric de Marnac, el personaje de Naschy en El espanto surge de la tumba o El mariscal del Infierno.

Penelope Trip dedicó a Chicho Ibáñez Serrador el título de su disco ¿Quién puede matar a un niño?, así que no hay que estrujarse mucho las neuronas para saber qué inspiró su primer corte, Infanticida. Otro clásico, Arrebato, era recordado por Ana Curra (ex-Parálisis Permanente) y Digital 21. Y la co-producción anglo-española Pánico en el Transiberiano inspiró un tema de Baby Horror.

Hasta Jorge Grau puede presumir de un No profanar el sueño de los muertos a cargo de Motorzombis (El regreso de Motorzombis, 2012). La banda catalana va a homenaje por canción: Phibes, Herber West, Larry Talbot… pero con dos canciones suyas en la lista no insisteremos con ellos. Sobre Soledad Miranda tampoco encontramos temas, pero ella ya sacó los suyos propios…

Finiquitados los clásicos nacionales, volvamos al terreno internacional. Y continuamos con dos «reyes del terror»: Bela Lugosi y Boris Karloff, protagonistas de Bela y Boris (Amor a la inversa) de Parade (Materia oscura, 2011). El proyecto de Antonio Galván es de esos en los que el fantástico está muy presente en sus discos. Volvará a aparcer más adelante.

A Bela Lugosi también le cantaron el rapero Shinoflow en La muerte de Bela Lugosi (El presidente de los estados de ánimo, 2013) o Día X menos 60 en Bela Lugosi está muerto… o no (Calaveras mejor que carne, 2012, un disco plagado de referencias cinéfilas).

De Lugosi saltamos a su personaje más popular, un Conde Drácula que rivaliza con Cara de Cuero y su familia a canciones. La más popular, claro, el Drácula Ye-yé de Andrés Pajares, una curiosidad casposa contenida en un EP editado por el actor, que en los 90 se vería sacada de su tumba por Doctor Explosión. Relacionadas con Drácula metemos en el saco a McNamara y a Tierra Santa, y aprovechamos que estamos con vampiros para incluir Jóvenes ocultos de Biznaga antes de irnos a otro filón: el de los muertos vivientes.

Aquí ya la línea entre las que están inspiradas en el cine fantástico, simplemente en el tipo de monstruo, o los usan como metáfora es fina. Aunque referencias a centros comerciales como las de Un millón de zombies más (Paranormal, 2011) de Linda Guilala las hacen pisar la raya. Curioso caso el de los gallegos, grandes aficionados al fantástico (sólo hay que ver el nombre de la banda, inspirado en el monstruo de The X from Outer Space) que apenas han dedicado unas líneas al género en este EP. En su día le pregunté a Iván Juniper por ello, y me decía que amaban tanto el género que querían mantenerlo en su burbuja personal, sin mezclarlo con la música.

Más zombies: Night of the Living Dead de Agoraphobia, Holocausto zombi de Diana Reptiliana, La noche de los muertos vivientes de F.A.N.T.A. o Los muertos vivientes de Parade. Segunda canción en esta lista de Parade, que vuelve una y otra vez al fantástico, pero que agota aquí sus dos canciones en la playlist. Ah, y si en vez de zombies queréis infectados, ahí tenemos 28 días, también de F.A.N.T.A. .

Empezamos este repaso con una saga como La matanza de Texas. Pero sus competidores por el trono del terror también han estado presentes en la música española. Freddy Krueger, el villano de Pesadilla en Elm Street, estuvo presente en Elm Street de Alma X o 1428 Elm Street de Los Lügers. Y Def Con Dos también le rapeó en su Tercer Asalto (1989); antes de unir fuerzas con Álex de la Iglesia y cantar en la banda sonora de Acción Mutante o El Día de la Bestia (pero, ay, esas no cuentan para nuestro repaso de hoy, cantaba en la película, no sobre ella).

Aunque para aparición de Freddy Krueger antológica, la que hacía junto a Alaska y Dinarama cuando se interpretaba en televisión Mi novio es un zombi, una versión que nada tenía que ver con el asesino de Elm Street. Por ahí estaba Nacho Canut, que ya sabemos que, como la propia Alaska, es un gran aficionado al fantástico. Para demostrarlo tenemos por ejemplo Jason y yo, la canción dedicada al protagonista de la saga Viernes 13 que compusiese para uno de los discos de Fangoria (claro, no es casualidad que la banda se llame como la mítica publicación sobre cine de terror). A Jason también le cantaron Killer Barbies en Friday the 13th.

La relación de esta última banda con el fantástico es muy estrecha. No sólo por sus numerosas canciones inspiradas en films de terror, también porque ellos mismos protagonizaron no una, sino dos películas bajo la batuta de Jess Franco; a lo que hay que añadir que su líder Silvia Superstar también participó en La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos junto a César Strawberry (Def Con Dos) y Julián Hernández (Siniestro Total). De su discografía añadimos también a la lista I Wanna Live in Tromaville, dedicada a la Troma Films. Y, ya que hablamos de la Troma, metemos en el saco El Vengador Tóxico de Kostramorfosis y Los surfistas nazis deben morir de Black Panda.

Volviendo a Alaska y Nacho, antes de Fangoria y Dinarama también se acercaron al fantástico con los Pegamoides. En esta ocasión, Stephen King y Stanley Kubrick inspiraron Redrum. En El resplandor también se inspiraron Airbag, otros que podrían llenar buena parte de esta lista ellos solitos si les dejásemos; y Los Lügers.

Los 80 fueron un buen caldo de cultivo de temas relacionados con el género. Mi favorita es Garras Humanas de La Orquesta Mondragón, que intercalaba imágenes de la película de Lon Chaney en su videoclip de La Bola de Cristal. En La Bola de Cristal también vimos a Alaska y Kiko Veneno disfrazado de monstruo de Frankenstein cantándole al amor en Me siento tan feliz (aunque la versión original apenas hace una mención a los tornillos del monstruo, así que se nos queda fuera).

Completamos el póker de psicópatas (tras Leatherface, Freddy y Jason) con Michael Myers, al que Ummo aludía de forma directa en Michael Audrey Myers. Sumemos las Halloween de Psycho Loosers y de Extras.

¿Más canciones sobre películas de terror? Muñeco diabólico de Triángulo, y también la de Extras, Candyman de Lobos Humanos, El exorcista (y sus secuelas, como la película) de DJ Satanic, Frankenstein de Los Suaves, Norman Bates de Kante Pinrelico, Holocausto caníbal de Red Passanger, Carrie de Trajano!, Posesión infernal de Madera, Poltergeist de Blacanova, La Novia Cadáver de Lobos Humanos, Tu madre se ha comido a mi perro de Zoofilia-a-a o La niebla de Calígula 2000, que no tiene letra, pero entre el título, el sonido Carpenter, y que se trata de nuevo de Nacho Canut… no nos cabe duda de que es de las nuestras. El líder de Los Lügers, Lex Lüger, se cuela por tercera vez en la lista gracias a un tema en solitario dedicado a Christine, el coche creado por Stephen King que llevase John Carpenter a la gran pantalla.

Y si antes hablamos de Los Planetas, ahora nos paramos en Los Pilotos, el grupo que forman Banin y Florent, dos de sus miembros. Encuentran inspiración a menudo en el género fantástico, y destacaremos en este tramo terrorífico El gato de Fu Manchú, única canción de esta lista que nos recuerda a Christopher Lee (¿o quizá a Karloff?). Azul y Negro también titularon un tema como el malvado villano.

Y cerrando el tema terror, ese repaso de Regaliz a los clásicos de la Universal (Drácula, el monstruo de Frankenstein, el hombre lobo y Quasimodo) que hacían en Buenas noches Sr. Monstruo. Ojo a Regaliz, que también tienen El baile de los monstruitos, El show del hombre lobo…. Algún compositor de marca blanca de la época debía ser muy aficionado al género.

No todo es cine, claro, la televisión también ha inspirado productos. Tenemos a Rufus T. Firefly, a los que les gusta asomar la patita en el título de muchas de sus canciones (no siempre en sus letras), y su Demogorgon (de Stranger Things) o sus referencias a Black Mirror, a Kenedy cantando al John Locke de Perdidos, Juego de tronos de Betacam, El coche fantástico de Murnau B., ese quemapistas que es KITT y los coches del pasado de Ladilla Rusa & Los Ganglios, y Los Coronas recordando al escudero de El Avispón Verde interpretado por Bruce Lee en Go Kato Go.

Servidor, sin ir más lejos, se inspiró en Twin Peaks para el maxi-single Descend. La serie de David Lynch también inspiró el videoclip de Walking Around You de Gatomidi y el de Deseos de usar y tirar de Bunbury (aunque no las canciones). La que sí tenía más relación era Carrie Page de Escuelas Pías, titulada como el avatar de Laura Palmer en el último episodio de Twin Peaks: The Return.

Morgus el Magnífico era un personaje televisivo que presentaba películas de serie B en Estados Unidos en su espacio semanal. TCR le dedicó una de sus canciones (una versión en español de un tema de Morgus and the Ghouls). A una de sus sucesoras, Elvira, cantaron No Picky. Aunque la palma televisiva es para Pepe Da Rosa y su Los lagartos de V.

Alguno se puede estar preguntando: ¿y la ciencia ficción? Por supuesto, los grandes títulos del género también está nutridamente representados.

Sin ir más lejos, I Am Dive realizó un curioso experimento: crear un disco que sirviese de nueva banda sonora para todo un clásico como Naves misteriosas. Hablamos de Music for Silent Running (2017).

Siniestro Total cantó a Mad Max en Max, estás hecho una pena; Ojete Calor cantó Ciencia ficción a todo el género, y logró un exitazo con Cuidado con el cyborg (Corre Sarah Connor). A Connor, pero a John, dedicó un tema Future Ark en su EP John (2020), en el que también se recuerda a John Rambo, John McLane y John «Comando» Matrix. Astrud nos mostró otra cara de Superman; Y Los Pilotos se acordaron de La fuga de Logan en Esperando a Logan.

Sobre Blade Runner encontramos tres canciones, están El replicante de Tomás Merlo & the Freepunk Ensemble y Blade Runner de Big Toxic. Y luego volvemos a tener a Rufus T. Firefly, que no tienen disco sin una o dos canciones con títulos como Test de Voigh-Kampff, que a veces son más metafóricas que otra cosa. Pero, ¿cómo no incluirla con ese título?. Lo de Baby Horror, como otras bandas que hemos mencionado en este repaso, da también para una lista propia. Como la mencionada sobre Pánico en el Transiberiano no está en Spotify, nos quedaremos con La invasión de los ladrones de cuerpos y El planeta de los simios, película a la que también le cantaron Los Nikis en La rebelión de los humanos.

Como veis, puros clásicos del cine de ciencia ficción. Como en los que se basan Planeta prohibido de Albatros, Alien de Intronautas (Nacho Canut de nuevo); La guerra de los mundos de Sexy Sadie; Encuentros en la tercera fase de Space Cream; o El último hombre en la Tierra de Escuelas Pías. Mención aparte merece Piensa McFly de Pony Bravo, en la que los sevillanos realizaban una crítica a las sagas cinematográficas como Regreso al futuro o El señor de los anillos.

Otra alusión especial debe ser para Aviador Dro. Sus discos, plagados de referencias espaciales y atómicas son ciencia ficción en sí mismos. Incluimos en la lista El retorno de Godzilla y Hal 9000. También a 2001, con más humor, cantaba La Prohibida en Sr. Kubrick, ¿qué haría usted?

Y, claro, si hablamos de ciencia ficción tenía que aparecer Star Wars. Aunque el título que más nos suena, El Imperio Contraataca de Los Nikis, nada tiene que ver con el cine (así que en su lugar incluimos en la lista La naranja no es mecánica, aunque también tienen una canción dedicadas a Los niños del Brasil). Las que sí están basadas en Star Wars son Hasta luego, Luke de Los Petersellers, Star Wars de Mastretta, El Halcón Milenario de Patrullero Mancuso, o Luke soy tu madre de Ultraplayback.

De Star Trek, por contra, solamente nos viene a la cabeza Mr. Spock de Dulce Venganza, otros ochenteros que tienen muchos temas con títulos metafóricos relacionados con el género. Para terminar con la ciencia ficción nos quedamos con una de las últimas en aparecer. En Brazil, las chicas de Uniforms nos presentan una realidad tan distópica y fría como la del film de Terry Gilliam.

Vamos ahora con una tercera fuente que se antoja inagotable: la combinación entre rock duro, folk y la Tierra Media. A Tolkien le encantaba incluir poemas y canciones en sus obras, y parece que hay géneros musicales que le han tomado el testigo. Incluso algunos grupos como los madrileños Endor Lindë se dedican a adaptar los temas creados por el propio Tolkien en sus páginas. Pero Lindë, Dark Moor y otras bandas se basan más en la obra literaria que en las películas. Sin embargo, por haberse editado un año después de la película, sí voy a incluir un tema de Las sombras del este, de Saurom Lamderth, LP enteramente dedicado a la popular obra de Tolkien.

Quizá alguien eche en falta una mención a Al amanecer, el megahit de Los Fresones Rebeldes en cuyo videoclip podemos ver a toda una leyenda del fantástico como José Mójica Marins. Pues bien, ahí acaba su relación con el fantástico, porque ninguno de los miembros de la banda era realmente un aficionado al género. La canción se inspiraba en la reciente película romántica Antes del amanecer, y el único motivo por el vimos a Ze Do Caixao perseguir a la banda por el Parque de Atracciones de Madrid es porque se encontraba en el Festival de Sitges presentando una retrospectiva de su obra y el director del videoclip, que sí que era fan suyo, le invitó a participar en el mismo.

Poco más que añadir. No me suenan canciones en estilos más comerciales. Mecano cantó al cementerio, La Unión a un lobo-hombre, y Cecilia a los fantasmas, Chenoa tiene una Gatubela que nada más tiene que ver con Catwoman… pero nada que entre en este listado. Pero no me resisto a cerrar este repaso recordando que la voz de las canciones del disco español de la serie de los Masters de Universo era Sergio Dalma (aún Josep Capdevila). Lo de los discos de «falsas bandas sonoras» es otro tema aparte, pero rescataremos alguna de las que Parchís dedicó al Comando G en La batalla de los planetas, serie de la que sí cantaron el tema principal en nuestro país.

Ya tenemos las 100. De propina, una canción genérica de una banda que contaba con varios aficionados al fantástico, Blacanova y su Serie B. ¡Es vuestro turno ahora de añadir títulos en los comentarios para ampliar la lista!