21 de octubre de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Fernando Meirelles: «A ciegas debe generar muchas preguntas pero no dar ninguna respuesta»

El director adapta a Antonio Saramago en A ciegas
Fernando Meirelles
Fernando Meirelles

Fernando Meirelles saltó a la fama con Ciudad de Dios, el impactante film brasileño que le abrió las puertas de Hollywood, donde volvió a triunfar con El Jardinero Fiel. Ahora se encarga de llevar a la pantalla A Ciegas, basada en el best-seller del premio Nobel Antonio Saramago.

Pregunta: La historia de Saramago puede interpretarse de muchas maneras.
Fernando: Esta historia no tiene una verdad, y todas las distintas interpretaciones tienen sentido. Hay muchos dilemas morales y creo que la película, en este sentido, va más allá que el libro, en el que las cosas son más en blanco y negro. He añadido mucho gris. Es una historia que debe generar muchas preguntas pero no dar ninguna respuesta. Plantea cuestiones sobre la evolución del hombre, nos hace reflexionar de forma crítica, pero no apunta a ninguna dirección en concreto. Como en la historia, cada uno tendrá que descubrir por sí mismo su propio camino.

P: Pero visualmente, ha prescindido del gris.
F: Mi primer instinto fue hacer de esta historia oscura una película muy luminosa, con un brillo casi agobiante. De este modo, aunque los personajes pierden la vista, el civismo y las estructuras sociales se desmoronan, la película mantiene una luminosidad deslumbrante que sugiere una luz al otro lado de la oscuridad.

P: Dividió la historia en tres fases, cada una con un estilo.
F: El primer acto es donde todo el mundo se queda ciego, todo se mueve muy deprisa y es casi una película de acción. Me pareció importante que el público experimentara la opresión de no saber qué está pasando al principio. Para el segundo acto, en el que el médico y su mujer llegan al psiquiátrico y experimentan la ceguera, utilizamos muchas imágenes abstractas para conseguir la sensación de estar realmente desorientado. Este acto también introduce al personaje del Hombre del Parche Negro como narrador y al Camarero que se declara a sí mismo Rey del Ala Tres. La historia toma otra dirección con un grupo que pelea contra el otro en una especie de guerra de bandas. Luego, tras el incendio del psiquiátrico, se abre una nueva puerta, la gente se va y se convierte una vez más en una película nueva.

A ciegas

P: Quedó asombrado de cómo Julianne Moore combinaba la técnica con la ternura emocional.
F: Técnicamente, es como una máquina. Dices algo y ella responde inmediatamente. Entiende perfectamente la historia, el momento, la trama, y sabe exactamente a qué distancia debe estar de la cámara. Al mismo tiempo, es puro cine. Tiene algo, y no sé muy bien cómo llamarlo… ¿carisma? ¿expresividad? Sea lo que sea, cada día me quedaba sobrecogido por su actuación.

P: Y con Mark Ruffalo modificó las fechas de rodaje para que pudiese formar parte de la película.
F: Mark es de una honestidad brutal, no sólo sus personajes, sino él mismo. Aporta calidez al Médico y creo que su actuación es brillante.

P: El Hombre del Parche Negro siempre fue para tí la manifestación en la historia de José Saramago.
F: Fue como si el novelista formara parte del reparto. Como paciente del Médico y como hombre que ya está ciego de un ojo cuando ataca el “Mal Blanco”, el Hombre del Parche Negro está en una posición privilegiada para explorar el mundo de los ciegos, ya que es el que mejor lo conoce.

P: Siempre la tuvo en mente a Alice Braga para su papel en la película.
F: Alice es muy buena actriz y una muy buena amiga mía y tenía claro que quería que hubiera un actor brasileño en A Ciegas. Al principio, me preocupaba que tuviera que actuar en inglés, un idioma que aprendió hace tres o cuatro años, pero asumí el riesgo y mereció la pena. Creo que tiene un carisma innato. Cuando llega por primera vez al hospital, tapada con sus gafas y con el pelo cubriéndole la cara, no sabes quién es ni entiendes su relación con el Niño. Parece muy fría, sin calidez ni afecto, pero entonces empieza a ver con diferentes ojos, desde dentro. A medida que trascurren las escenas, se vuelve más amable, un ser humano real. Este es el arco de su personaje. Debido a su ceguera, la Chica de las Gafas Oscuras aprende a ver.