7 de mayo de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Watchmen (2019)

Ampliando el universo de Alan Moore
Watchmen

Título original: Watchmen
Año: 2019
País: Estados Unidos
Showrunner: Damon Lindelof
Director: Nicole Kassell y otros
Reparto:
Regina King (Angela Abar)
Yahya Abdul-Mateen II (Cal Avar)
Jean Smart (Laurie Blake)
Tim Blake Nelson (Espejo)
Jeremy Irons (Adrian Veidt)

Watchmen
Los herederos de Rorschach

Sinopsis:
Han pasado 34 años desde que los alienígenas atacaron Nueva York, uniendo a las naciones ante un enemigo común. Desde entonces, los vigilantes siguen siendo unos proscritos.
En la ciudad de Tulsa, una de las más señaladas en la historia del racismo norteamericano, un grupo de extrema derecha, el Séptimo de Caballería, se basa en la imagen y los escritos de Rorschach para desafiar el sistema, luchar contra la integración racial, y atacar a la policía de la ciudad.

Ante estos ataques, los policías de Tulsa ocultan sus rostros, convirtiéndose en enmascarados al amparo de la ley. Una de ellas es Angela Abar, ahora conocida como la Hermana Noche. Una de las supervivientes de la «Noche Blanca» en la que el Séptimo de Caballería asesinó a 40 policías de la ciudad, forzando la creación de las identidades secretas de sus miembros. Angela va a descubrir que los planes del grupo van mucho más allá de lo que pensaba, y se relaciona con varios de los superhéroes más importantes de la historia de América.

Watchmen
Ozymandias, convertido en terrateniente

Comentario:
La idea de Damon Lindelof de continuar la historia de Watchmen era tremendamente ambiciosa. Hablamos quizá del cómic más reputado de la historia, y de unos personajes y un universo grabado a fuego en el imaginario popular del aficionado al cómic. A nuestro juicio, Zack Snyder dirigió en 2009 una notable adaptación del cómic, y pese a ello le llovieron bastantes críticas. Lindelof no se arrugó, y puede que haya hecho en serie televisiva lo mismo que hizo Alan Moore en el cómic: un producto que redefine el mundo de los superhéroes y de las historias que se pueden contar a través de ellos.

Los 9 episodios de esta miniserie están cuidados hasta el último detalle. Desde una mayúscula banda sonora de Trent Reznor y Atticus Finch, hasta un diseño de personajes fantástico, pasando por una historia bien cerrada (nada de misterios gratuitos como en Perdidos) y plagada de subtramas (y subtramas que aportan cosas a la principal, que es lo más complicado), y un estilo narrativo bastante arriesgado y valiente. Puede, eso sí, que la historia resulte muy densa, y los que no estén familiarizados con el cómic puedan perderse en algún momento, especialmente al principio.

No sólo se amplia el universo creado por Alan Moore (que no quiso saber nada de la serie, si es que eso sorprende a alguien), si no que se hace con un respeto absoluto hacia el material original, a la vez que lo enriquece, volviendo a incidir en la deconstrucción de los mitos y héroes populares. Y cambiando el miedo a la guerra fría de los 80s por las tensiones raciales de hoy en día como trasfondo. El misterio de la historia y el desarrollo de los personajes van a la par, y el fan tiene de vuelta a buena parte de los personajes originales. Incluso el desaparecido Rorschach está en representado, dividido entre sus dos caras, las más cercana al neofascismo del Séptimo de Caballería, y el caballero andante romántico pero algo paranoico que es Espejo.

El reparto se encuentra con unos personajes muy ricos, pluridimensionales, que les motivan y permiten brillar como en las grandes ocasiones. Como en los cómics, alguno de los episodios reflejan un único punto de vista, un origen, de alguno de los personajes. Regina King está soberbia, pero Jean Smart o el resto de compañeros no le andan a la zaga. Quizá desentona Jeremy Irons, al que no dejaron ver el resto de la historia hasta el final del rodaje, y puede que por eso su actuación no termine de encajar con la del resto de protagonistas (también su parte de historia es la más extravagante, dicho sea en su defensa).

Una serie fantástica, que ningún fan del cómic debería perderse bajo ningún concepto.