16 de enero de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Slither, la plaga (2006)

James Gunn debuta por todo lo alto
Slither

Título original: Slither
Año: 2006
Compañía: Gold Circle Films / Brightlight Pct. / Strike Ent.
Director: James Gunn
Guión: James Gunn
Reparto:
Nathan Fillion (Bill Pardy)
Elizabeth Banks (Starla Grant)
Gregg Henry (Jack MacReady)
Michael Rooker (Grant Grant)
Tania Saulnier (Kylie Strutemyer)

Slither
Starla y Jack

Sinopsis:
Después de que su esposa Starla le ponga excusas para no tener sexo con él, Grant se va al pueblo a tomar algo. Allí se encuentra a Brenda, con la que va a dar un paseo por el bosque. Entonces encuentra un extraño huevo caído del espacio dentro de un meteorito. Al acercarse, un parásito se introduce dentro de su cuerpo. Desde entonces, el ente alienígena comenzará a dominarle, empujándole a buscar una madre que críe miles de babosas. Una vez nazcan, se dirigirán hacia el pueblo, donde se introducirán en la boca de los ciudadanos convirtiéndoles en zombies hambrientos de carne humana. Starla, el sheriff del pueblo, el alcalde, y una joven superviviente tendrán que encontrar la manera de deshacerse de la plaga alienígena.

Slither
Cosas que no pasan si tienes una placa de ducha

Comentario:
James Gunn, el director, es un tipo que comenzó en el cine trabajando en la Troma, antes de alcanzar el éxito como guionista de Scooby Doo 2 o el Amanecer de los Muertos. Con Slither debutaba como director de largometraje, y no pudo tener mejor comienzo. Una película muy bien realizada, fresca, y con multitud de homenajes al cine de los 70 y 80, de los que bebe con descaro. Desde Alien a Henenlotter, pasando por Cronenberg, la película está llena de guiños e inspiraciones a las películas de las que el propio Gunn es fan. Impecables Michael Rooker (Henry: Retrato de un Asesino) y Gregg Henry (Doble Cuerpo), al igual que el resto del reparto, que incluye cameos de Lloyd Kaufman, Rob Zombie, o el propio Gunn.
Solo le pondremos un pero… para homenajear al cine de serie B de aquella época… ¡está demasiado bien hecha!