24 de enero de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Razas de noche (1990)

Barker y Cronenberg, los reyes de la nueva carne, juntos
Razas de noche

Título original: Nightbreed
Año: 1990
Compañía: 
Director: Clive Barker
Guión: Clive Barker
Reparto:
Craig Sheffer (Aaron Boone)
Anne Bobby (Lori Winston)
David Cronenberg (Dr. Decker)
Charles Haid (Capitán Eigerman)
Doug Bradley (Dirk Lylesberg)

Razas de noche
Los habitantes de Midian

Sinopsis:
Aaron sueña constantemente con una ciudad habitada por monstruos llamada Mirian. Su novia, Lori, le recomienda que acuda a un psiquiatra, que le ayude a encontrar el significado de esos sueños, el Dr. Decker. Lo que ninguno de los dos saben es que Decker es en realidad un asesino psicópata, que encuentra en Boone la oportunidad de cargar a alguien con sus crímenes.

Encerrado en un psiquiátrico, Aaron conoce a otro paciente que está dispuesto a entrar en Midian, y le revela cómo llegar a la ciudad. Sin embargo, cuando Aaron llega allí los monstruos detienen su acceso, ya que se trata de un humano normal, que no tiene sitio entre ellos. Aunque puede que eso vaya a cambiar pronto…

Razas de noche
Un asesino a tope de LSD

Comentario:
Tras el éxito de Hellraiser en 1987, la productora Morgan Creek no tardó en firmar a Clive Barker para tres películas. Para la primera, optaron por llevar a la gran pantalla su libro más reciente, Cabal. Con ella Barker pretendía iniciar un nuevo universo que tuviese continuación en otras dos películas (la tercera película de su contrato con Morgan era, de hecho, una precuela de ésta).

Para ello Barker puso especial énfasis en los monstruos. Sabedor del atractivo que tienen los personajes en el mundo del terror, se esforzó en diseñar (dentro de la novela y en la pantalla) una galería de monstruos que fuese un derroche de imaginación, vistosos, cada uno con sus características propias. Pero todo con algo menos de sangre que en Hellraiser, ya que la productora impuso que la película fuese catalogada como R en estados unidos, no como ocurriese con el debut del director, clasificado X.

No sería el único problema con la productora, que comenzó cambiando el nombre del proyecto, porque consideraba que Cabal no tenía gancho. Y que terminó con la Fox, que distribuía la película, pidiendo que se recortasen las dos horas y media del montaje original, eliminando finalmente casi una hora de metraje de la cinta (que luego vería la luz en un montaje posterior). Entre una cosa y otra, Barker también tuvo que rodar escenas adicionales y utilizar una nueva banda sonora. Para rematar la faena, Fox la promocionó como un slasher, cuando la cinta es más bien una película de cuasi-superhéroes monstruosos y repudiados, algo así como la Patrulla X del terror.

¿Y la película? Para empezar, nos encanta el casting del director David Cronenberg como el villano de la película, uniendo a los dos máximos exponentes de la «nueva carne». Cronenberg roba todo el protagonismo al resto, y eso que por ahí anda nada menos que Doug Bradley. Menos destacable es Sheffer, para cuyo papel se habló de Rutger Hauer o Christopher Lambert. El film es un gran guiñol muy divertido, y que atrapa pese a que siempre acabemos con la sensación de que se perdió la oportunidad de haber hecho algo mejor con esta historia de monstruos buenos contra humanos monstruosos. Nunca ha llegado a ser un clásico, pero sigue teniendo una buena legión de fans, entre ellos el propio Barker, que en más de una ocasión ha intentado resucitar su universo. ¡Ojalá lo consiga!