21 de octubre de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Los Cazafantasmas (1984)

Fantasmas y risas a partes iguales
Los Cazafantasmas

Título original: Ghostbusters
Año: 1984
Compañía: Columbia Pictures / Delphi Productions / Black Rhino Productions
Director: Ivan Reitman
Guión: Dan Aykroyd y Harold Ramis
Reparto:
Bill Murray (Peter Venkman)
Dan Aykroyd (Raymond Stantz)
Harold Ramis (Egon Spengler)
Sigourney Weaver (Dana Barrett)
Rick Moranis (Louis Tully)

Los Cazafantasmas
¿A quién vas a llamar?

Sinopsis:
Tres jóvenes científicos investigan los fenómenos paranormales en la Universidad de Columbia, hasta que la credibilidad de sus estudios es cuestionada por el rector, que les despide. Pero ellos, que acaban de tener su primer contacto con seres de otro mundo, deciden crear su propia empresa de investigación de sucesos extraños en una antigua estación de bomberos, han nacido los Cazafantasmas.

Dana, por su parte, ha experimentado algunos hechos anormales en su casa, por lo que, aunque aún guarda cierto escepticismo, decide llamarles. Pronto Venkman se verá interesado por ella, aunque lo que no saben los tres es que hay poderes mucho mayores de lo que aún pueden imaginar que también han puesto sus ojos en Dana. Y pronto van a conocerlos.

Los Cazafantasmas
¿Ella? La Guardiana de la Puerta ¿Él? El Maestro de las Llaves

Comentario:
Dan Aykroyd tuvo la idea de resucitar el cine cómico de fantasmas de los años 50, dándole un toque moderno con el que volver a capturar al gran público. Y vaya si lo consiguió. Aunque para ello tuviese que hacer bastantes cambios en sus historia, que en un primer momento se desarrollaba en el espacio exterior.

Y todo también con una fecha límite bastante apretada. Aykroyd solicitó la ayuda de compañeros suyos en Saturday Night Live, reescribiendo el guion junto a Reitman, y hablando con gente como Eddie Murphy, James Belushi o John Candy para que formasen parte del reparto, que finalmente fueron reemplazados por Ernie Hudson, Bill Murray y Rick Moranis, respectivamente.

Todo un éxito que superó en su fin de semana de estreno a otros clásicos como Gremlins, que se estrenó el mismo día o Indiana Jones y el templo maldito (que estaba en su tercera semana de proyecciones). Aunque su éxito fue más allá de la taquilla, con su canción promocional en lo alto de las listas de ventas, y la Ghostbustersmanía desatada por todo el planeta.

El equipo creativo supo poner los efectos especiales al servicio de la historia durante casi toda la película, salvando un final que se antoja demasiado épico para lo que se había cocinado durante el resto del metraje. Y Murray firma un derroche de carisma que no permite a sus compañeros de reparto destacar más. Una de las cintas más divertidas de los 80s.