21 de octubre de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Lady Halcón (1985)

Mágicas aventuras a ritmo de pop progresivo
Lady Halcón

Título original: Ladyhawke
Año: 1985
País: Estados Unidos / Italia
Director: Richard Donner
Guion: Edward Khmara, Michael Thomas y Tom Mankiewicz
Reparto:
Matthew Broderick (Gaston)
Rutger Hauer (Navarre)
Michelle Pfeiffer (Isabeau)
Leo McKern (Imperius)
John Wood (Obispo)

Lady Halcón
Navarre y su inseparable halcón

Sinopsis:
Gaston «el Ratón» es conocido por su habilidad para escabullirse de todo tipo de situaciones. La última huir de las mazmorras de Aquila tras ser capturado por ladrón. Marquet, el capitán de la guardia del Obispo, sale tras él. Pero cuando está a punto de capturarle, sale un su defensa Etienne de Navarra, un ex-capitán de la guardia que ha vuelto a las tierras acompañado siempre de un halcón.

Etienne corre a avisar al Obispo de la presencia de Etienne, y éste comienza a preparar la captura del halcón y la muerte de Etienne. Mientras tanto, Gaston acompaña en su viaje a su salvador, y descubre la extraña maldición que desde hace años hechiza a éste y a su rapaz acompañante. En realidad son dos enamorados, condenados a verse apenas un segundo en sus formas humanas cada anochecer y amanecer.

Lady Halcón
Broderick jugándose el tipo

Comentario:
A Richard Donner le debemos clasicazos como La profecía, Arma letal, Los Goonies o Superman, y también un buen puñado de films menores, pero que marcaron la infancia de muchos ochenteros. Es el caso de este título rodado en Italia, con un reparto muy sonado en su momento, y que aunque no logró el éxito en taquilla (18 millones en EEUU frente a sus 20 de presupuesto), sí llegó a calar en bastante público tras su paso por los videoclubs.

Se trataba de un proyecto que Donner llevaba años intentando producir. Cuando por fin logró luz verde, comenzó a buscar localizaciones en Italia, mientras viajaba escuchando cintas de The Alan Parsons Project en su walkman. Donner dijo entonces que era incapaz de separar la música de Parsons de aquellos parajes, por lo que optó para la banda sonora por Andrew Powell, un compositor que había colaborado con la banda, bajo la producción del propio Alan Parson. El resultado fue una banda sonora de pop rock progresivo, que a día de hoy resulta de lo más desubicada.

Más nos sorprende la fotografía. Vittorio Storaro es todo un oscarizado profesional. Y aunque no faltan planos de una bella factura., las escenas nocturnas resultan algo confusas. Siendo el día y la noche un elemento clave de la película, nos parece imperdonable. La falta de ritmo que a veces adolece la película tampoco es algo que pudiésemos esperar de Donner.

Con todos sus fallos, la película tiene un toque épico y romántico que no consiguieron muchos intentos similares de la época. Y Rutger Hauer impone una presencia que nos hace pensar que fue una suerte que Kurt Rusell (al que imaginamos de muchas formas, pero no como caballero andante) abandonase el proyecto durante los primeros ensayos.
Sin duda, un título muy menor dentro de la filmografía de Richard Donner, pero no exento de encantos.