4 de diciembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

La zíngara y los monstruos (1944)

5 monstruos por el precio de uno
La zíngara y los monstruos

Título original: House of Frankenstein
Año: 1944
Compañía: Universal Pictures
Director: Erle C. Kenton
Guión: Curt Siodmak y Edward T. Lowe Jr.
Reparto:
Boris Karloff (Gustav Niemann)
J. Carroll Naish (Daniel)
Anne Gwynne (Rita Hussman)
Lon Chaney Jr. (Larry Talbot)
John Carradine (Conde Drácula)

La zíngara y los monstruos
Glenn Strange, Boris Karloff y Lon Chaney Jr.

Sinopsis:
Un malvado científico y su ayudante jorobado consiguen huir de la cárcel durante una noche de tormenta. En su huida, un feriante ambulante llamado Dr. Lampini les recoge en su caravana. Los fugitivos le asesinan y suplantan. En el carromato, una de las atracciones es el esqueleto del legendario Conde Drácula, al que una estaca mantiene sin vida. El doctor decide retirar la estaca para que el Conde le sea de ayuda en sus planes, que consisten en vengarse de aquellos que le metieron entre rejas.

La zíngara y los monstruos
Drácula (John Carradine)

Comentario:
Durante los 40, el género de terror dejaba cada vez menos dinero en taquilla. Una de las tácticas de la Universal para frenar este retroceso fue juntar a las estrellas del terror en un mismo film. y cuando decimos estrellas del terror, nos referimos tanto a los actores como a los personajes. El proceso tiene su punto más álgido en este film, que presumía en su promoción de unir al monstruo de Frankenstein, Drácula, un doctor loco, un jorobado y un hombre lobo en el mismo largometraje. El resultado es muy flojo, casi una parodia de los primeros films de la productora, en la que los personajes aparecen sin motivo o explicación (¿Cómo es que el licántropo Larry Talbot sigue vivo?), y cuyo único interés consiste en ver a Boris Karloff (volviendo a la saga, aunque esta vez como científico y no como monstruo de Frankenstein) compartiendo escenas con John Carradine o Lon Chaney Jr. La cinta fue un éxito, pero pese a ello la última de los grandes clásicos de la Universal, poniendo un mal broche a la saga.