7 de mayo de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

La rebelión de los zombies (1936)

Cuando los zombies eran otra cosa
La rebelión de los zombies

Título original: Revolt of the Zombies
Año: 1936
País: Estados Unidos
Director: Victor Halperin
Guion: Victor Halperin, Howard Higgin y Rollo Lloyd
Reparto:
Dean Jagger (Armand Louque)
Dorothy Stone (Claire Duval)
Roy D’Arcy (General Mazovia)
Robert Noland (Clifford Grayson)
George Cleveland (General Duval)

La rebelión de los zombies
El malvado General Mazovia

Sinopsis:
Durante la Primera Guerra Mundial, un sacerdote de un regimiento colonial ofrece la posibilidad al ejército francés de crear un pelotón de zombis, hombres sin miedo y capaces de resistir cualquier daño, que tomarían de forma implacable cualquier trinchera. Mediante la ayuda de un traductor del ejército, Armand Louque, el sacerdote lleva con éxito una prueba de sus poderes. Pero lo oscuro de sus poderes provoca que el alto mando decida no seguir contando con sus servicios, y encerrarle de por vida para que no use sus poderes.

Cuando el sacerdote es asesinado en su celda, y parte de su pergamino ritual robado, los países aliados deciden enviar una expedición a Camboya para encontrar el secreto de la creación de los zombis, y destruirlo para siempre. Louque forma parte de la expedición, junto a su amigo Clifford Grayson. Ambos serán dos de los vértices de un triángulo amoroso que también incluirá a Claire, la hija de uno de los generales.

La rebelión de los zombies
El ejército de zombies

Comentario:
El éxito en 1932 de La legión de los hombres sin alma llevó a Victor Halperin a producir una secuela, sin prácticamente nexo con la original para aprovechar el tirón. Aunque en primera instancia se anunció que Bela Lugosi volvería a formar parte del reparto, finalmente quedó fuera del mismo. Eso sí, el popular plano de sus ojos que servía en la primera entrega para subrayar el control sobre los zombis.

Sin embargo, la producción se encontró con un problema. Una compañía que había ayudado a financiar la primera película consideró que el contrato les daba la exclusiva para utilizar la palabra «zombie» en el cine. A punto estuvo de suponer que la película se quedase sin estrenar, aunque finalmente el juicio quedó en una compensación de 11.000 dólares (bastante dinero para la época) y la obligación para Halperin de no promocionar la cinta como una secuela de La legión

Muy inferior a su predecesora, la película queda muy lastrada por su falta de… todo. Apenas un mes antes de comenzar a rodar en Indochina, no había guion. No penséis que había mucho más cuando la película llegó a edición. Está rellena de momentos interminables, diálogos insípidos, y pausas gratuitas para rellenar sus poco más de 60 minutos de metraje. La historia cuesta seguirla, y no por su nula complejidad, si no por lo mal que está contada. Aunque hay alguna buena idea (como que [SPOILER] el héroe acabe siendo el villano [/SPOILER]), lo cierto es que no es de extrañar que Halperin y cía prefiriesen no mostrarse como guionistas en sus créditos.

Los actores sueltan sus diálogos con mucha energía y no tanto talento, con un Roy D’Arcy que llega para suplir a Lugosi, y no consigue igualar la presencia del húngaro. Tampoco hay demasiadas escenas de zombis, y las exóticas escenas camboyanas quedan en unos cromas bastante pobres que ni siquiera están hechos con demasiado cuidado.
Viendo que no aporta nada a White Zombie, de la que toma incluso la historia de amor central, no se la recomendamos ni a los mayores completistas del cine de zombis.