26 de febrero de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

La piel que habito (2010)

Almodóvar prueba suerte en el género de terror
La piel que habito

Título original: La piel que habito
Año: 2010
Compañía: Blue Haze Entertainment / Canal+ España / El Deseo / FilmNation Entertainment / ICO / ICAA / TVE
Director: Pedro Almodóvar
Guion: Pedro Almodóvar
Reparto:
Antonio Banderas (Robert Ledgard)
Elena Anaya (Vera Cruz)
Marisa Paredes (Marilia)
Roberto Álamo (Zeca)
Eduard Fernández (Fulgencio)

La piel que habito
El Dr. Ledgard (Antonio Banderas)

Sinopsis:
El Dr. Ledgard es un especialista que investiga la forma de crear una piel mucho más resistente. Esta nueva creación se llama Gal, como su mujer fallecida, y con ella pretende evitar daños y desfiguración por quemaduras, o detener el avance de enfermedades como la malaria, transmitidas por las picaduras de mosquitos.

Ledgard investiga en su laboratorio personal, instalado en la finca a las afueras en la que vive con su ama de llaves. Pero no son los únicos que viven en la casa. En una habitación está Vera, una joven que parece estar allí encerrada contra su voluntad, aunque disfrutando de las comodidades que necesite. El doctor parece estar probando con ella sus conocimientos sobre pieles humanas…

La piel que habito
Vera Cruz (Elena Anaya)

Comentario:
Terror, ciencia ficción… Almodóvar experimentó en esta película con géneros que no había tocado antes, uniéndolos al thriller o el cine negro, que sí había llegado a utilizar en otros títulos. Una película que no llegó a colmar las expectativas de muchos aficionados, y que no funcionó muy bien en la taquilla española (aunque la internacional salvó la papeleta). Pero ese es el problema de las expectativas, que rara vez se colman.

Es cierto que Almodóvar no logra aquí imprimir los sentimientos al nivel de sus mejores películas, y que el guion es menos redondo, pero eso no quiere decir que Almodóvar no filmase un buen trabajo. Muy personal, como todo su cine, y no necesariamente dentro de las reglas del género, algo también habitual en su filmografía. Pero sin sustos ni sobresaltos, da vida a un relato tremendamente macabro, basado en la novela Tarántula de Thierry Jonquet, y con una dirección artística que aporta una gran textura propia a la película, con momentos casi que pintados al óleo.

Anaya (cuyo papel iba a realizar inicialmente Penélope Cruz) está fantástica en su papel de Vera (alcanzaría el Goya como reconocimiento); mientras que Banderas crea un «mad doctor» también con muchas capas, sin nada que envidiar a otros clásicos ejemplos del género. Marisa Paredes y el resto de secundarios también aportan su grano de arena para que la historia discurra mezclando suspense y drama, y viajando entre presente y flashbacks del pasado dejando aromas de Hitchcock.

La película va de menos a más, en ritmo, revelaciones y oscuridad, y una vez que conocemos toda la historia es cuando más experimentamos el terror por el que han pasado todos los personajes. Sin duda, es una película de terror diferente, como todo el cine de Almodóvar. Podrá gustar más o menos, pero sólo por ofrecer algo tan distinto ya merece la pena verla.