1 de marzo de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

La orgía nocturna de los vampiros (1973)

Un atractivo film nacional de vampiros
La orgía nocturna de los vampiros

Título original: la Orgía Nocturna de los Vampiros
Año: 1973
Compañía: José Frade Productora Cinematográfica
Director: León Klimovsky
Guión: Gabriel Burgos y Antonio Fos
Reparto:
Jack Taylor (Luis)
Dianik Zurakowska (Alma)
Helga Liné (La Señora)
José Guardiola (Mayor)
Luis Ciges (Godo)

La orgía nocturna de los vampiros
En el bar del pueblo

Sinopsis:
Un grupo de personas viajan en autobús por los Cárpatos para empezar a trabajar al servicio de un millonario. No muy lejos de su destino, el conductor sufre un infarto, y todos, exhaustos y agobiados, deciden desviarse a un pueblo más cercano para descansar. Allí sólo encontrarán a Luis, un comerciante que pasaba por casualidad y que tampoco ha visto a más nadie.
A la mañana siguiente, los lugareños han vuelto, y Boris, “el mayor”, les invita a que pasen allí el tiempo que quieran, los gastos correrán a cargo de “la Señora”.
Pero al pueblo nunca llega el sol, siempre son observados y suceden cosas muy extrañas.

La orgía nocturna de los vampiros
La señora (Helga Liné)

Comentario:
Cuando el argentino León Klimovsky llegó a España, empezó a trabajar en todo tipo de género, especializándose en spaghetti-westerns, a veces en coproducción con Italia. Con el éxito de La noche de Walpurgis, se convirtió en uno de los directores más prolíficos dentro del fanta-terror español, donde realizó algún giallo (Una libélula para cada muerto), historias de vudú (La rebelión de las muertas), alguna otra cinta con Valdemar Daninsky (Dr. Jekyll y el hombre lobo)… y, por supuesto, trató el tema vampírico, que tan buena repercusión le había dado, en otras ocasiones: La saga de los Drácula, La orgía nocturna de los vampiros o El extraño amor de los vampiros.
En la aquí tratada es donde Klimovsky se aleja más de convencionalismos, y, excepto la Señora, el resto actúa más como zombis que como vampiros. No está Naschy, pero sí Helga Liné, Jack Taylor, Dianik Zurakowska, Luis Ciges y Fernando Bilbao (nuestro Frankenstein nacional) como el gigante.
Voyeurismo, canibalismo, música de jazz moderno y una fotografía cercana a algunos eurowesterns de la época hacen este film aún más atractivo.