5 de agosto de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

La casa del terror (2019)

Mucha casa por explorar
La casa del terror

Título original: Haunt
Año: 2019
País: Estados Unidos
Director: Scott Beck y Bryan Woods
Guion:Scott Beck y Bryan Woods
Reparto:
Katie Stevens (Harper)
Will Brittain (Nathan)
Lauryn Alisa McClain (Bailey)
Andrew Lewis Caldwell (Evan)
Shazi Raja (Angela)

La casa del terror
Harper está buscando la salida

Sinopsis:
Varios amigos se reunen en una fiesta de Halloween. Pero llegados a cierto punto, deciden irse y meterse en una casa del terror para culminar la noche. Harper, que acaba de romper con un novio que la maltrataba, no está muy segura de acompañarles, pero finalmente accede ante la insistencia del resto del grupo. Pero mientras buscan una casa parecen perderse por la carretera.

Casualmente, mientras están perdidos encuentran una casa del terror. Deciden que es una señal, y se adentran en ella. Un actor con máscara de payaso les espera en la puerta, y les obliga a dejar sus móviles. Pronto descubrirán que la atracción en la que han entrado es mucho más realista de lo que jamás habrían podido imaginar.

La casa del terror
No toques a los actores

Comentario:
Los guionistas de Un lugar tranquilo ya habían dirigido varios cortos y películas como Nightlight. Ahora, tras el éxito de la película de John Krasinski, retomaron el camino de la dirección con la producción de Eli Roth sobre ellos.
Aunque el talento del dúo está lejos de los directores con los que colaboran, la película no deja de tener algunos atractivos.

Y es que como película de sustos y tensión, la película da lo que promete, a las mil maravillas. No hay un segundo de respiro desde que la acción comienza en menos de un cuarto de hora. Hay algo de gore, algún jump scare, y bastante tensión. Una vez termina, parece que haya muerto mucha más gente de la que en realidad has visto caer. La escenografía es toda una clase de cómo crear un universo entero con 4 duros. Y los villanos son todo un acierto. Sin ofrecer nada especialmente novedoso, consiguen crear una galería de villanos enmascarados de lo más siniestra, que resulta ser más perturbadora aún cuando les retiras la máscara.

Por contra, que la acción comience de forma tan directa e intensa, no deja el más mínimo espacio a los personajes. Solamente hay algún mínimo intento de darle algún trasfondo a la protagonista, que no resulta tener mucho éxito, y aún menos sentido. Aquí todos han venido a formar parte del espectáculo, y poco más. Y ya sabemos lo que pasa cuando no hay personaje: que tampoco hay una víctima a la que llorar, porque no nos hemos identificado con ellos lo más mínimo. Tampoco la revelación de los villanos se antoja suficiente, y el grupo echa en falta la presencia de un líder claro y definido.

Los sangrientos efectos especiales tienen un toque muy Roth, y tienen lo justo para perturbar sin tampoco convertirse en algo excesivo. Así pues, algo que podía haber recordado mucho a una Casa de los 1000 Cadáveres se queda en lo que podría ser un slasher ochentero de videoclub, con algo de estilo. Con todo, es entretenida, y el aficionado al terror puede pasar un buen rato con ella. Veríamos una secuela o precuela con el origen de los villanos, pero no servirá para consagrar a Beck y Woods.