1 de diciembre de 2023

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

La cámara secreta (2002)

Un reality show muy macabro
La cámara secreta

Título original: My Little Eye
Año: 2002
Compañía: Studio Canal / Universal Pictures / WT2 Productions / Working Title Films / imX Communications
Director: Marc Evans
Guión: David Hilton y James Watkins
Reparto:
Sean Cw Johnson (Matt)
Kris Lemche (Rex)
Stephen O’Reilly (Danny)
Laura Regan (Emma)
Jennifer Sky (Charlie)

La cámara secreta
Llegando a la casa

Sinopsis:
Cinco jóvenes se presentan a un curioso reality-show, que sólo se retransmite vía Internet. Las reglas son bien sencillas: deben convivir durante seis meses en una casa, perdida en mitad del bosque; si aguantan hasta el final, cada uno recibirá un millón de dólares, pero si uno de ellos abandona la casa, todos pierden. Durante los primeros meses, todo va bien, pero cuando se acerca la recta final, todo se complica. Alguien de fuera se mete en la casa y la desconfianza entre los participantes crece.

La cámara secreta
Nominado a abandonar el concurso

Comentario:
En la época de auge y esplendor de todo tipo de reality-shows, donde destacaba el interminable Gran Hermano, surgió esta modesta producción británica, estadounidense y francesa, que mostró este tipo de formatos como nunca antes los habíamos visto. El director nos introduce en un mundo lleno de falsedad, que se torna en terror, cuando los participantes del programa empiezan a dudar de la finalidad del concurso. La atmósfera llega a ser agobiante en algunos momentos (gracias al ambiente opresivo y sin salida de la casa en el campo) y no nos llegamos a imaginar el porqué de lo que está sucediendo. El mejor punto del largometraje es la desconfianza entre los jóvenes, cuando comienzan a ser amenazados desde fuera. Sólo importa el dinero y hay que conseguirlo a pesar de los obstáculos. Pero cuando conocemos la trampa, el asunto cae un poco y se convierte en un slasher común. Sin embargo, aún nos quedan unos momentos horribles y un final genial, donde se demuestra que los medios están dispuestos a todo por la audiencia.