20 de enero de 2022

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Hereditary (2018)

Es buena, pero no tanto
Hereditary

Título original: Hereditary
Año: 2018
País: Estados Unidos
Director: Ari Aster
Guion: Ari Aster
Reparto:
Alex Wolff (Peter)
Toni Collette (Annie)
Gabriel Byrne (Steve)
Milly Shapiro (Charlie)
Ann Dowd (Joan)

Hereditary
La joven Charlie (Milly Shapiro)

Sinopsis:
Cuando Helen, la matriarca de los Graham, fallece, su hija Annie y el resto de su familia comienza a descubrir señales que parecen destinados a recibir. Todos deben lidiar con esta nueva pérdida, que añade aún más tensión a una familia que ya parece rota por todos los problemas que ha tenido que ir soportando, y que incluyen el excéntrico comportamiento de la ahora desaparecida abuela.

Una tensión que irá a peor cuando Peter, el hijo mayor, sufra un accidente con su hermana menor, la reservada Charlie.
Annie no encuentra apoyo en casa, y acude a un grupo de ayuda donde conoce a Joan, otra mujer que ha perdido a familiares cercanos, y que parece comprender a una Annie que se está obsesionando con la pérdida de su madre, dejando sus encargos como miniaturista y comenzando a ver figuras en la oscuridad.

Hereditary
Una familia como para volverse loca

Comentario:
Basada vaga y parcialmente en un suceso real que no desvelaremos (si habéis visto la película: sí, en «ese» suceso) el debut de Ari Aster tras dos prometedores cortos es la mezcla de dos historias: un demoledor drama familiar y una sobrecogedora historia de terror, mezcladas hasta no saber dónde en qué punto terminó una de las partes y estás ya inmerso en la otra.

Y aunque crítica y público la ha ensalzado como El exorcista de una nueva generación, lo cierto es que está lejos de ser redonda, a poco que rasques un poco la historia, a la que no le faltan un buen puñado de clichés como el clásico libro con simbología pagana, por poner un ejemplo. La historia presenta varias preguntas que no se llegan a resolver, hay reacciones algo incomprensibles, todo es más simple de lo que se promete… pero es cierto que los fallos de la película quedan enterrados por una Toni Collette sobresaliente, secundada por un prometedor Alex Wolff, y todo bajo una habilidad desmesurada de Aster para crear una ambientación terrorífica, sin ninguna necesidad de grandes sustos (aunque alguno hay).

Quizá más que a los clásicos del terror de los 60s y 70s con las que se la compara, tiene más puntos en común con el terror japonés de los 90 en el protagonismo de los personajes sobre el terror, y el ritmo pausado pero constante que permite que la intriga y la asfixia a la que nos somete Aster no decaiga. O bien al cine de los 60s, pero al dramático, y no al fantástico. Porque el verdadero terror de esta cinta está condensado en cómo la vida puede golpearnos hasta que no sepamos cómo encajarlo, ni por dónde vamos a expulsar el dolor. Lo sobrenatural no es más que un añadido.

Una película recomendable, quizá no tan sólida como pretende (y han pretendido luego) hacernos ver, y que nos hace (como la segunda película de Aster, Midsommar) desear que el director consiga desatar ese talento tras la cámara dirigiendo la historia de otro guionista que sea tan sobresaliente escribiendo como él realizando.