7 de mayo de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Greenland: El último refugio (2020)

El fin del mundo apacible
Greenland: El último refugio

Título original: Greenland
Año: 2020
Compañía: STX Films / Anton / Thunder Road Pictures / G-BASE / Riverstone Pictures
Director: Ric Roman Waugh
Guion: Chris Sparling
Reparto:
Gerard Butler (John Garrity)
Morena Baccarin (Allison Garrity)
Roger Dale Floyd (Nathan Garrity)
Scott Glenn (Dale)
Randal Gonzalez (Bobby)

Greenland: El último refugio
Una familia a la huída

Sinopsis:
John ha vuelto a casa para una celebración familiar, tras romper su relación con Alison. Mientras preparan la fiesta, las noticias en los medios no paran de hacerse eco sobre la llegada de un enorme cometa que podría pasar demasiado cerca de la Tierra.

Los temores se hacen realidad cuando John recibe un aviso en su móvil. Él y su familia han sido seleccionados para volar hacia un refugio seguro. Deben presentarse a una hora límite en el aeropuerto para identificarse y acceder a la evacuación. Pero llegar al aeropuerto será el menos de los problemas a los que tengan que enfrentarse.

Greenland: El último refugio
El caos se desata

Comentario:
¿Cómo sería el apocalipsis? ¿Sería un completo caos? ¿Habría una evacuación ordenada? ¿Se cumpliría? ¿Cómo aguardaría la gente el final? La respuesta de Greenland a estas preguntas nos parece demasiado optimista. No deja de ser una opción, aunque no parece a priori la más excitante como escenario de una disaster movie.

Sin embargo, aquí la emoción llega por otro lado. Y es que el drama familiar es aquí el que toma las riendas, ofreciéndonos una visión más humana del fin del mundo, lejos de otras películas similares (sin ir más lejos, Geostorm, con el propio Butler). Ésta es la gran baza de la película, y su mayor atractivo. Con un presupuesto de «apenas» 35 millones de dólares, la película hace un uso inteligente y económico de los CGIs, y no los concierte en protagonistas.

El guionista Chris Spargling (Buried, El aviso) no nos presenta a un Butler superheroico, y aunque le toca lidiar con algún elemento oscuro del alma humana y no falta la tensión ni algo de acción, lo cierto es que nunca dejamos de pensar que acompañamos a una familia de lo más normal y real en su viaje. Incluyendo algún cliché como el del niño con diabetes.

El largometraje se queda un poco a medio camino, y ni llega a ser tan espectacular como un Deep Impact, ni tan intimista como la Melancolía de Von Trier. Butler está correcto, Baccarin está mejor, y Scott Glenn muestra la importancia de convertir a los personajes secundarios en eso, en personajes con algo que decirnos. Pero queda la sensación de que falta algo. Incluso los mayores villanos de la película no dejan de ser personas muy desesperadas, rebajando el suspense; y la parte dramática no termina tampoco de decidirse a dominar la historia.
La cosa queda en una película de catástrofes con visos realistas; que no es poco, pero tampoco como para sacar nota.