26 de febrero de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Escóndete y tiembla (1987)

¿La primera película basada en un cuadro?
Escóndete y tiembla

Título original: American Gothic
Año: 1987
Compañía: Garrard & National Leasing Limited
Director: John Hough
Guión: Terry Lens
Reparto:
Sarah Torgov (Cynthia)
Rod Steiger (Papá)
Yvonne De Carlo (Mamá)
Michael J. Pollard (Woody)
William Hootkins (Teddy)

Escóndete y tiembla
La pareja ermitaña

Sinopsis:
Tras un año de tratamiento psiquiátrico por la muerte de su bebé en un accidente doméstico, los doctores piensan que Cynthia estará mejor con los suyos. Jeff, su marido, tiene planeado llevarla unos días a la isla donde pasaron su luna de miel, acompañados por otras dos parejas.
El hidroplano en el que viajan tiene una avería y se ven obligados a quedarse en una pequeña isla que desconocen. Allí encuentran a una pareja de ancianos que viven como en los años 20 y son profundamente religiosos. Les invitan a quedarse, ya que un amigo vendrá al día siguiente con su barca y podrá ayudarles. Poco a poco irán conociendo a los hijos del matrimonio, tres adultos con más de cuarenta años que se comportan como niños.

Escóndete y tiembla
Los jóvenes protagonistas

Comentario:
Al británico John Hough le recordamos sobre todo por Drácula y las Mellizas (1971), uno de los títulos más populares de la Hammer en los 70, y La Leyenda de la Mansión del Infierno (1973), de lo mejor sobre casas encantadas. Aunque su mayor dedicación sería, cruzando el charco, para televisión y, principalmente, para la Disney. En el 2002 volvería al cine de terror con Bad Karma, una de las cintas que salieron sobre Jack «el destripador» a la estela de Desde el Infierno, y que, como el resto, se vio eclipsada por el film de los gemelos HughesEscóndete y tiembla es uno de tantos body-counts que se filmaron en los 80, pero mejor y con más mala leche que la mayoría. Las víctimas no son los adolescentes de rigor. Y consta en su reparto con Yvonne De Carlo, Rod Steiger (más contenido de lo habitual), y un gran acierto, Michael J. Pollard, el eterno «cara de bebé», como uno de los hijos.
Atención gore-hounds, la mayoría de las escenas de violencia y muertes están fuera de plano.