23 de abril de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Enganchados a la muerte (2017)

Uno de esos remakes innecesarios
Enganchados a la muerte

Título original: Flatliners
Año: 2017
País: Estados Unidos / Canadá
Director: Niels Arden Oplev
Guion: Ben Ripley
Reparto:
Ellen Page (Courtney)
Diego Luna (Ray)
Nina Dobrev (Marlo)
James Norton (Jamie)
Kiefer Sutherland (Dr. Wolfson)

Enganchados a la muerte
Una investigadora muy cabezota

Sinopsis:
A Courtney, una estudiante de medicina en prácticas, le obsesiona la idea de la vida después de la muerte. Tanto, que consigue convencer a otros dos estudiantes de que la ayuden en un experimento: parar su corazón durante 60 segundos, para luego reanimarla y comprobar si su cerebro ha seguido funcionando durante ese tiempo.
El experimento no sale bien, pero la aparición de otro estudiante más consigue que termine con Courtney de vuelta entre los vivos.

Desde ese momento, Courtney parece haber desarrollado su inteligencia. Es capaz de memorizar todo a la perfección, y de aprender cosas que hasta ese momento se le habían resistido. Sus compañeros no tardan en querer repetir el experimento para gozar de los mismos resultados. Pero no contaban con que jugar con la muerte también tendrá efectos secundarios.

Enganchados a la muerte
Barry Wolfson (Kiefer Sutherland)

Comentario:
Ya sabemos que los remakes se deben casi exclusivamente a motivos económicos. Sin embargo, con todo, uno soñaría con que antes de embarcarse en el proyecto de volver a rodar una historia, todos se preguntasen dos cosas: «¿necesita esta película un remake?» y «¿podemos aportar algo diferente a todo esto?». Si los responsables de este remake de Línea mortal se hubiesen hecho estas preguntas, nos habríamos ahorrado esta soporífera nueva versión.

El proyecto surgía como falsa secuela, ya que Kiefer Sutherland estaba previsto que interpretase el mismo papel que en la original. Finalmente no fue así, aunque suponemos que cambió poco más que el nombre del personaje.
Servidor es bastante fan de la primera, que sin ser nada del otro jueves resulta bastante entretenida. Sin embargo, pronto descubrimos que no va a ser el caso de esta versión. Escenas repetitivas, efectos especiales sorprendentemente malos, y una historia que pretende añadir algo más, pero no consigue encajarlo.

Además, los momentos más terroríficos de la película de Schumacher no tienen continuidad en esta nueva versión. Como los personajes. En las dos versiones son bastante planos, pero se encontraban en distintos puntos de moralidad. Aquí para subrayar la moraleja de la historia se simplifica todo, y solamente tenemos al personaje de Diego Luna, el «bueno», y el ego de los del resto, que son casi que intercambiables ya que ni siquiera soma ninguna relación entre ellos.

Ninguno de los actores parece muy motivado con el pobre material que tienen para trabajar, y ni siquiera Elliot Page (entonces aún Ellen) o Luna lucen lo que podríamos esperar de ellos.
La dirección Arden es igualmente desganada, y se limita a cumplir sin tomar el más mínimo riesgo.
Si mueres y vuelves a la vida, no desperdicies tiempo de esa segunda oportunidad con esta película. Si no has muerto aún, tampoco.