28 de noviembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

El hoyo (2019)

La mejor ciencia ficción del 2019 se hizo en España
El hoyo

Título original: El hoyo
Año: 2019
Compañía: Basque Films / Mr Miyagi Films / EiTB/ RTVE / Zentropa
Director: Galder Gaztelu-Urrutia
Guión: David Desola y Pedro Rivero
Reparto:
Iván Massagué (Goreng)
Zorion Eguileor (Trimagasi)
Emilio Buale (Baharat)
Antonia San Juan (Imoguiri)
Alexandra Masangkay (Miharu)

El hoyo
El idealista Goreng (Iván Massagué)

Sinopsis:
Goreng despierta en su cama, donde saluda a su nuevo compañero, Trimagasi. Éste le explica poco a poco las normas de su nueva «prisión», compuesta de celdas dispuestas en una columna vertical. Cada día, una plataforma parte del nivel superior llena de comida, y va descendiendo. En cada nivel, los dos habitantes pueden comer lo que quieran. De este modo, mientras más abajo estás en el hoyo, menos comida te llegará.

Goreng y Trimagasi han despertado en el nivel 48, un buen nivel, pero saben que dentro de un mes volverán a despertar en un nuevo nivel, de forma aleatoria. ¿Empeorará o mejorará su situación?

El hoyo
Trimagasi disfrutando de un buen nivel

Comentario:
¿Una crítica a la sociedad de clases? No, los responsables van más allá, y en este película señalan a toda una sociedad (o a toda una especie humana) en la que podemos estar arriba hoy, y abajo mañana (o al revés), y todos nos acabaremos comportando igual, como personas egoístas y sin remedio.

Quizá es el mensaje que podemos captar de esta «deliciosa» película de ciencia ficción distópica, en la que apenas un puñado de actores sacan adelante un guion sencillo pero efectivo, que no para de hacernos pensar ni de estar en tensión. Zorion Eguileor roba el show gracias a su Trimagasi, un personaje que pasa por despertar en el espectador todo tipo de sensaciones, buenas y malas, con total fluidez. Pero no podemos dejar que su trabajo eclipse a un también notable Iván Massagué, sin el que todo este proyecto no podría haber funcionado.

Gaztelu-Urrutia mezcla terror, drama y una pizca de humor (el género original del proyecto cuando empezó a escribirse, por cierto) con mucho tino, añadiendo más crudeza y violencia a medida que la cinta avanza. El espectador pierde así la inocencia a la vez que Goreng, identificándose (¿o queriéndose identificar?) cada vez más con él.

La película se llevó varios premios en Sitges (incluyendo mejor dirección, película y premio del público), así como el premio del público en Toronto y el Goya a los mejores efectos especiales (que son muy pocos, pero muy efectivos). Su distribución en Netflix permitió además su éxito en la plataforma en todo el mundo. La película lo merece.