28 de noviembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

El gran héroe americano (1981-83)

El superhéroe televisivo de los 80
El gran héroe americano

Título original: The Greatest American Hero
Año: 1981-83
Compañía: Stephen J. Cannell Productions
Creador: Stephen J. Cannell
Reparto:
William Katt (Ralph Hinkley)
Robert Culp (Bill Maxwell)
Connie Sellecca (Pam Davidson)
Michael Paré (Tony Villicana)
Faye Grant (Rhonda Blake)

El gran héroe americano
Ralph, visualizando su línea de vuelo

Sinopsis:
Ralph es un sencillo profesor de refuerzo en el instituto, a punto de firmar el divorcio. Durante una excursión escolar, tendrá un encuentro que le cambiará la vida. Unos extraterrestres contactan con él, y le proporcionan un traje que otorga innumerables superpoderes para que luche contra el mal con ellos. Solamente hay una pega, Ralph pierde las instrucciones del traje al momento, y ahora no sabe lo que puede o no puede hacer con el traje.

Pese a este inconveniente, Ralph unirá fuerzas con Bill, un agente del FBI, y Pam, la abogada que lleva su divorcio, para combatir todo tipo de amenazas: ya sean mundanas, o vengan del espacio exterior u otra dimensión. Algunos de los alumnos también le ayudarán en sus aventuras, pese a que desconocen la nueva identidad de su tutor.

El gran héroe americano
Los jóvenes ayudantes

Comentario:
Stephen J. Cannell, tras crear series policíacas de éxito como Los casos de Rockford o Baretta, presentó a ABC un proyecto que daba un giro a lo que venía haciendo: un agente del FBI que resolvía casos de asesinatos y similares, pero ahora con la ayuda de un superhéroe. Superman acababa de estrenarse con grandes resultados en taquilla, y en el canal vieron la oportunidad de aprovechar el tirón. No obstante, con la serie ya aprobada, un cambio en la dirección del canal significó que la serie iba a orientarse a un público más familiar, y obligaron a Cannell a que el héroe se enfrentase a mayores tipos de amenazas en muchos episodios, incluyendo villanos sobrenaturales, extraterrestres, monstruos…

No sabemos este este cambio perjudicó o benefició al proyecto, que acabó por convertirse en toda una sensación. Desde el momento en el que Joey Scarbury comenzaba a cantar su pegadizo tema principal (compuesto por Mike Post y Stephen Geyer) sabías que te esperaba un divertido rato de aventuras. No tuvo los mejores guiones, ni unos efectos especiales muy destacables, pero las aventuras de este anti-héroe consiguieron una mezcla de acción, buddy movie y humor que consiguió sentar a la familia cada semana ante el televisor durante tres temporadas (mezcla que Cannell repetiría luego en El Equipo A, su otra gran creación).

A DC y Warner no les agradó tanto este éxito, ya que pensaban que el personaje estaba explotando la idea de Superman. Iniciaron una demanda para retirar la serie, que fue desestimada en los tribunales. Al igual que el cambio de nombre del personaje, que durante unos episodios abandonó su apellido Hinkley cuando John Hinckley decidió atentar contra la vida del entonces presidente Ronald Reagan, para recuperarlo unos meses después.

A Katt, que logró unos años de bastante fama gracias a la serie, le molestaba llevar el traje tanto como a su personaje. Tanto que para la segunda temporada negoció no tener que rodar sus escenas con él seguidas, evitando tener que estar todo el día con él puesto. En la tercera temporada, las audiencias se desplomaron, y ABC ni siquiera llegó a emitir los 4 últimos episodios de la serie. En 1986, cuando NBC se hizo con los derechos del show e intentó rodar una cuarta temporada, Katt se negó en redondo. Aunque sí participó en un episodio piloto de La gran superheroína americana, en el que el actor cedía el testigo al personaje de Mary Ellen Stuart. La serie no logró luz verde, y el piloto no se llegó a emitir, apareciendo luego como extra en la edición en DVD de la serie.