21 de octubre de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Dune (2021)

Espectacular, pero no definitiva
Dune

Título original: Dune
Año: 2021
País: Estados Unidos / Canadá
Director: Denis Villeneuve
Guion: Jon Spaihts, Denis Villeneuve y Eric Roth
Reparto:
Timothée Chalamet (Paul Atreides)
Rebecca Ferguson (Jessica Atreides)
Oscar Isaac (Leto Atreides)
Jason Momoa (Duncan Idaho)
Stellan Skarsgård (Barón Harkonnen)

Dune
Paul Atreides empuñando su cuchillo crys

Sinopsis:
El inhóspito planeta de Arrakis es desde hace años explotado por la Casa Harkonnen, que lucha con el pueblo nativo, los Fremen, para cosechar la especia, una valorada sustancia, especialmente útil para realizar viajes entre galaxias. Bajo la protección del Emperador, los Harkonnen han gobernado el planeta con mano de hierro durante décadas.

Pero el ascenso de otra casa, la de los Atreides, entre las grandes familias fuerza al Emperador a realizar un movimiento estratégico, ofreciendo al Duque Leto Atreides el control de Arrakis, y la responsabilidad de surtir de especia al Imperio. La familia Atreides se mudará al planeta, e intentará llegar a un nuevo acuerdo de paz con los Fremen, cambiando las relaciones entre nativos y colonos. Pero la tranquilidad no durará mucho, ya que todo no era más que una trampa para acabar con los Atreides…

Dune
¿Dos cosplayers? No, el Duque Atreides y Gurney Halleck

Comentario:
Cinco años después de que Legendary Pictures se hiciese con los derechos de la mítica novela de Frank Herbert, nos llega esta épica adaptación dirigida por Denis Villeneuve, que cubre solamente la mitad del primer libro (y se estrena sin que la secuela tenga aún confirmación oficial). ¿Se trata por fin de la adaptación definitiva del libro de Hernert? Para el que suscribe no.

Y no le faltan puntos a favor al proyecto. Como se podía esperar de Villeneuve, la película es todo un festín visual, que nos transporta al universo del autor. Y todo con un reparto plagado de estrellas allá donde mires. Sin embargo, echamos en falta que alguna de ellas realmente brille. Solamente el joven Timothée Chalamet demuestra haber sido un acierto dentro del reparto, mientras que Javier Bardem le da una capa de barbarie y rudeza a Stilgar, el líder Fremen, en los pocos minutos que tiene en pantalla. El resto se limita a cumplir.

Y aunque la dirección y la ambientación brillen, no lo hace sin algunos puntos oscuros del diseño de producción, como esas armaduras que parecen sacadas de una convención de cómics más que de una película que ha costado millones de euros. ¿Y la narración? En dos horas y media para medio libro no da la sensación de contar ni profundizar mucho más en nada que no se contase en la versión de Lynch de dos horas, que cubría el libro entero (y de la que acertadamente rescata algún que otro diseño, por cierto). Si acaso solamente está todo mejor ordenado y más claro. Solamente destacaremos la relación e instrucción de Paul y su madre, mejor desarrollada en esta versión, y que da lugar a uno de los mejores momentos de la película.

No es una mala película. De hecho es espectacular como pocas, y la ambientación está más que conseguida, apoyada por la banda sonora del siempre inquietante Hans Zimmer. Pero más allá del artificio y la construcción de un nuevo universo se echa en falta más de los personajes, o subrayar más algunos momentos clave de la historia. Que las escenas de combate sean las más emocionantes de una adaptación como Dune no dice demasiado en favor de una película que comienza intentando ser diferente, y acaba pareciéndose demasiado a otros intentos de crear franquicias de éxito.