23 de abril de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Cube 2: Hypercube (2002)

Nada que ver con la primera, y demasiado que ver con la primera
Cube 2 Hypercube

Título original: Cube 2: Hypercube
Año: 2002
Compañía: Ghost Logic / Lions Gate Films
Director: Andrzej Sekula
Guión: Sean Hood, Ernie Barbarash y Lauren McLaughlin
Reparto:
Kari Matchett (Kate Filmore)
Geraint Wyn Davies (Simon Grady)
Grace Lynn Kung (Sasha)
Matthew Ferguson (Max Reisler)
Neil Crone (Jerry Whitehall)

Cube 2 Hypercube
El nuevo cubo

Sinopsis:
Varios extraños despiertan en distintas habitaciones de lo que parece un laberinto. Ninguno recuerda cómo llegaron allí, aunque poco a poco van descubriendo que tienen algún tipo de relación con la construcción del lugar. El laberinto parece cambiar, y cada vez que una puerta a una habitación se abre, parece conducir a un lugar distinto.

Cada uno parece tener distintas habilidades: matemáticas, instalaciones de defensa, pero las trampas que hay por todas las habitaciones convierten el encierro en un juego mortal, del que tendrán que encontrar la salida. Pero todo se complicará aún más cuando descubran que en el hipercubo en el que están encerrados coexisten varias realidades alternativas.

Cube 2 Hypercube
Kate (Kari Matchett)

Comentario:
Esta secuela tiene dos grandes problemas, que cualquier espectador que haya visto la primera entrega no tardará en detectar. El primero, que esta película cuenta con el mismo bajo presupuesto que su predecesora, pero no va a conseguir sacarle el mismo partido. El cubo de Vicenzo Natali ofrecía múltiples texturas en un único escenario, aquí las habitaciones resultan muy repetitivas, y menos amenazantes.

Y aquí llega el segundo problema: quitando el nuevo aspecto del cubo, la base de la película es exactamente la misma. Un grupo de personas encerrado en un laberinto, con distintas habilidades para solucionarlo, y diferentes personalidades y reacciones ante la situación. Pero en Cube 2 no hay puzzle. Mientras que en la primera película los protagonistas avanzaban, en éste simplemente deambulan sin rumbo ni objetivo por las estancias, lo cual no tarda en cansarnos.

Tampoco los personajes nos enganchan, ni por el guion plano, lleno de diálogos bastante prescindibles, ni por las capacidades interpretativas de nadie del reparto del que solamente se podría rescatar a Kari Matchett (que veía de trabajar con Natali en Cypher). Todo está estereotipado, se repiten los clichés, y en pocos minutos sabemos todo lo que necesitamos saber de cada personaje, y cómo van a «evolucionar» (por decirlo de alguna manera).

Todo rematado por el mejor ejemplo de que unos CGI no tienen por qué mejorar los efectos especiales de una película. Muy, muy pobres. Es cierto que el guion intenta llevar los misterios del cubo a otro nivel, pero para que eso funcionase se olvidaron de que el espectador también jugase a resolverlos. Para colmo, donde el primero dejaba todo al misterio, aquí se intenta dar alguna pista sobre el origen del cubo. En resumen, si tienes ganas de más Cube, vuelve a ver la primera antes de probar ésta.