9 de diciembre de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Cosmic Sin (2021)

El pecado cósmico es verla
Cosmic Sin

Título original: Cosmic Sin
Año: 2021
País: Estados Unidos
Director: Edward Drake
Guion: Edward Drake y Corey Large
Reparto:
Bruce Willis (James Ford)
Brandon Thomas Lee (Braxton Ryle)
Corey Large (Dash)
Frank Grillo (General Ryle)
Costas Mandylor (Marcus Bleck)

Cosmic Sin
Bruce Willis viendo cómo su carrera se desmorona

Sinopsis:
Hace unos años, el General Ford tuvo que tomar la decisión de detonar una bomba-Q, acabando con la vida de millones de personas de una facción humana que se había sublevado tras colonizar Marte. Ford acabó fuera del ejército, y ahora hay quien le recuerda como un genocida.

Sin embargo, el ejército vuelve a contactar con él desde el momento en el que descubren que han tenido el primer contacto con una especie alienígena. Unos colonos espaciales han tenido un violento encuentro con los seres, y de él se deduce que los extraterrestres son hostiles. Así que Ford vuelve a la base más cercana para ayudar a manejar la operación que pondrá fin a una guerra interplanetaria antes de que comience.

Cosmic Sin
Una terrestre que ha contactado con los alienígenas

Comentario:
No tengo palabras para describir lo mala que es Cosmic Sin.
Y he estado muy tentado de finiquitar la crítica con esa sencilla frase, pero temía que no se entendiese bien, o que despertase la curiosidad de alguien. Y no, si has entrado aquí y no la has visto, no la veas. No se me ocurre una sola persona que no vaya a colocar esta película como mínimo en el top 10 de las peores que ha visto en su vida (de cualquier género). Y no vale eso de que es tan mala que es buena, o las que son malas pero entretenidas… Cosmic Sin es mala y aburrida, sin saber decir cuál de los dos valores predomina.

Edward Drake debe haber firmado un contrato con el pobre Bruce Willis, porque si no es difícil de explicar que el actor haya querido repetir experiencia tras el fracaso de Breach. La peor noticias para los fans de Willis, y para la carrera del actor, es que aún le quedan tres películas más juntos.
El plan de Drake parece ser reunir a Willis con otro par de actores con cierto nombre (aquí Frank Grillo y Costas Mandylor, salvo que queráis meter en el pack al hijo de Pamela Anderson y Tomy Lee). Y, una vez gastado el dinero en eso, hacer todo lo demás con el presupuesto de un fan film para YouTube (o ni eso, según el fan film del que hablemos).

No hay por donde coger la película. La historia es simplona, y llena de clichés. Los diálogos son ridículos. El montaje es absolutamente demencial, y el ritmo brilla por su ausencia (en escenas de acción y en las que no lo son también). Los planos a cámara lenta florecen como setas en mitad de las escenas, la banda sonora no tiene ningún sentido, los escenarios son espartanos… Y todo culminado por unos actores absolutamente desganados que parecen saber el error que han cometido entrando a formar parte de la camarilla de alguien llamado a ser el nuevo Uwe Boll, pero con menos gracia. Solamente los efectos especiales revisten un poco el conjunto e impiden que podamos catalogar todo esto como una serie Z.

Aquí el único mérito es el de la producción, que ha conseguido vender una serie B como un gran estreno simplemente poniendo la cara de Willis y Grillo en el cartel de la película. Pero ya que tenías esos nombres, poner un poco más de atención al resto de valores de la producción podría haber multiplicado el valor de la cinta. Lo dicho, huid de ella, no perdáis esta hora y media de vuestras vidas.