29 de noviembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Clockstoppers (2002)

Si pudieses viajar en el tiempo no volverías a verla
Clockstoppers

Título original: Clockstoppers
Año: 2002
Compañía: Nickelodeon, Pacific Western, Valhalla Motion Pct.
Director: Jonathan Frakes
Guión: Rob Hedden, J. David Stern, David N. Weiss
Reparto:
Jesse Bradford (Zak)
French Stewart (Earl Doppler)
Paula Garces (Francesca)
Michael Biehn (Henry Gates)
Robin Thomas (Dr. Gibbs)

Probando inventos

Sinopsis:
Zak Gibbs siempre discute con su padre, al que no le gusta que vagabundee con la bici y con su amigo Dj. En el instituto conoce a una nueva estudiante de Venezuela llamada Francesca. Para impresionar a la chica sustrae una caja del laboratorio del señor Gibbs, contiene un reloj que hace que el tiempo discurra lentamente. Las cosas se complican y el padre de Zak es secuestrado por un tipo malvado, Henry Gates, obligándolo a trabajar en su base. Su hijo, Francesca y el amigo Dj le ayudarán a resolver el entuerto mientras la policía y la gente de Gates los persigue. Gracias a su ingenio los chicos triunfarán, salvarán el mundo y Zak y Francesca se harán novios.

Dos de los protagonistas

Comentario:
Engendro adolescente blando y sin gracia, Clockstoppers camina por ideas trilladas y situaciones vistas mil veces en cualquier sitcom televisiva. Produce Nickelodeon, el canal de dibujos animados, y dirige Jonathan Frakes (Star Trek: Next Generation). Existen tantos agujeros en el guión que sería trabajoso nombrarlos todos, pese a contar con tres guionistas, a cual más inútil. El film consiste básicamente en una sucesión de secuencias espectaculares (efectos CGI) mas romance adolescente mas moralina barata. Adereza el conjunto una banda sonora heavy de MTV, gags insulsos y una premisa interesante pero totalmente desaprovechada. Si te gustan la espectacularidad «tipo Matrix» puede tener cierto interés, si no es así te recomiendo revisionar la trilogía Regreso al Futuro, que por lo menos no toma al espectador por tonto. Una mancha en el fantástico y el peor film de viajes en el tiempo que he visto últimamente.