7 de mayo de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Chaos Walking (2021)

Mucho "Ruido" y pocas nueces
Chaos Walking

Título original: Chaos Walking
Año: 2021
País: Estados Unidos / Canadá / Hong Kong
Director: Doug Liman
Guion: Patrick Ness y Christopher Ford
Reparto:
Tom Holland (Todd)
Daisy Ridley (Viola)
Mads Mikkelsen (Alcalde Prentiss)
David Oyelowo (Aaron)
Demián Bichir (Ben)

Chaos Walking
De picnic bajo la lluvia

Sinopsis:
En el año 2267, los colonizadores del Nuevo Mundo viven sin mujeres. Todas fueron asesinadas durante los ataques de los nativos del planeta, mientras que los hombres conviven con «el Ruido», un fenómeno que hace que todos sus pensamientos sean audibles y visibles y que no afectaba en su día a las mujeres del planeta. En un terreno hostil, sobreviven con lo que encuentran en la naturaleza.

Cuando una nave de la segunda ola de colonos entra en la atmósfera, sufre un accidente y solamente una de las tripulantes sobrevive. Es encontrada por Todd, un joven granjero, una de las personas más jóvenes de la colonia. Pero cuando la lleva al encuentro del alcalde, pronto descubren que los planes para la chica no son nada amigables, y deberán emprender una huida juntos a través del bosque.

Chaos Walking
El furioso predicador

Comentario:
Adaptar la primera novela de la saga de Patrick Ness era una tarea complicada, incluso contando con el propio escritor como co-guionista. La representación de unos pensamientos en la pantalla, a la vez que se nos explican al espectador, era un desafío muy difícil, que desgraciadamente Doug Liman no consiguió resolver satisfactoriamente, y lastra toda la película. O, quizá, la idea de Liman era hacer «el Ruido» tan insoportable como resulta para los habitantes del Nuevo Mundo en cuyo caso habría sabido transmitir bastante bien la sensación. La premisa es interesante, eso sí (aunque eso es crédito de la novela).

Lo peor es que debajo de la novedad, sólo hay una aventura bastante sencilla, en la que se lanzan muchas preguntas que se dejan sin responder (¿qué problema hay con la nave y quién viene en ella? ¿qué pasa con los nativos del planeta? ¿y con las demás colonias?), parece que se va a hablar de machismo y feminismo o de la colonización occidental sin detenerse luego a reflexionar mucho más en ello… y lo mismo con los personajes, de los que al final ninguno de los datos que nos van dando se conectan para crear una verdadera línea.

De hecho, bastante hacen Holland, Ridley para conseguir que sus personajes nos lleguen a importar, pese a que no haya mucho a lo que agarrarse (ni siquiera una buena dinámica entre ellos). Peor parados salen Miklelsen y Oyelowo, cuyos villanos nunca llegan a inquietarnos. Bastantes veces los saltos en la historia dan la impresión de que haya (muchas) más escenas cortadas (todas las del actor español Óscar Jaenada, por ejemplo) que las que han acabado entrando en el montaje, y que se hubiese reducido el metraje total a la mitad. En realidad, lo que hubo fueron más reediciones, rodajes extras (dirigidos por Fede Álvarez) y retrasos de lo habitual. Y eso se nota demasiado en un producto final que parece hecho de retazos, como el vestuario de los colonos. Por no hablar de que los casi tres años de diferencia que hay entre algunos planos son bastante evidentes en los entonces-jóvenes-ya-no-tanto actores.

Para colmo, un atropellado final deja notar demasiado su interés en quedar abierto de cara a seguir adaptando las novelas de Ness. El problema es, ¿para eso no deberían haberse preocupado más de darnos algo en esta entrega que nos hiciese pedir más?
La película pide a gritos detenerse más en explorar este nuevo mundo y sus personajes, tomar aire… de hecho, las únicas veces que lo hace es cuando ofrecen algún momento más plausible y deja ver lo que podría haber sido. Una pena.