24 de mayo de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

C’est Gradiva qui Vous Appelle (2006)

Alimentando el tópico de la pedantería francesa
C'est Gradiva qui Vous Appelle

Título original: C’est Gradiva qui Vous Appelle
Año: 2006
Compañía: Acajou Films / Les Films du Lendemain / Z.-Company
Director: Alain Robbe-Grillet
Guión: Alain Robbe-Grillet
Reparto:
James Wilby (John Locke)
Arielle Dombasle (Leila/Gradiva)
Dany Verissimo (Belkis)
Farid Chopel (Anatoli)
Marie Espinosa (Claudine)

C'est Gradiva qui Vous Appelle
Persecución en la casbah

Sinopsis:
John Locke es un historiador del arte que se encuentra en Marruecos estudiando los trabajos de Eugene Delacroix. Mientras investiga sobre su obra en tierras africanas, se cruza por su camino varias veces una figura etérea, que le hace perderse entre las calles antes de desvanecerse. Tras una de esas apariciones Locke conoce a un anticuario y su grupo de amigas/cortesanas, con quien comienza a tener cada vez más relación pese a los consejos de su criada y amante Belkis, que le pide que se mantenga lejos de ellos.

C'est Gradiva qui Vous Appelle
Belkis (Dany Verissimo)

Comentario:
Alain Robbe-Grillet es el máximo exponente de la «nueva novela» francesa, una corriente literaria y cinematográfica de los 50-60, que rehúsa de estructura narrativa convencional. Eso se nota en sus novelas y en su cine. C’Est Gradiva… (Es Gradiva quien te Llama) no es una excepción. Confusa y atípica, nos mueve por escenarios marroquíes, alternando belleza y crueldad, fantasía y realidad, en un trabajo visualmente estimulante, pero que peca de pedante y aburrido. Los actores están bien (teniendo en cuenta el poco aprecio que siente Robbe-Grillet en desarrollarlos), y el erotismo es una parte importante de la película, al igual que en trabajos anteriores (el último de ellos realizado 11 años antes de el que nos ocupa). Algún miembro del reparto nos confesaba en la intimidad que también pensaba que la película era soberanamente aburrida, pero que no podía rechazar el papel por tratarse de alguien con el prestigio del director.