7 de marzo de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Ases del metal (1983)

Persecuciones por encima de sus posibilidades
Ases del metal

Título original: Zui jia pai dang 2: Da xian shen tong
Año: 1983
Compañía: Cinema City & Films Co.
Director: Eric Tsang
Guión: Raymond Pak-Ming Wong
Reparto:
Samuel Hui (King Kong)
Karl Maka (Albert Au)
Sylvia Chang (Nancy Ho)
Yasuaki Kurata (Bull)
Joe Dimmick (Repugnante Harry)

Ases del metal
Kong y Albert, dos tontos muy tontos

Sinopsis:
Una corporación contrata los servicios de «Repugnante» Harry para que realice una entrega de diamantes y elimine a King Kong, un agente secreto que les ha causado problemas en el pasado. Kong, mientras tanto, ha conocido a una joven que le engaña para que la ayude a robar un banco.

Tras comenzar a realizar pesquisas junto a su colega Albert y su reciente esposa Nancy, Kong descubre que el atraco al banco lo ha organizado una peligrosa banda criminal. Kong y Albert van a la guarida a investigar, y descubrirán que aún quedaban muchas sorpresas en la trama.

Ases del metal
El ganador del concurso de dobles de Clint Eastwood de Hong Kong

Comentario:
En esta secuela de Aces Go Places, película que logró cierta repercusión internacional como Mad Mission tenemos robots a lo Mazinger Z, un agente secreto con artilugios como James Bond, un protagonista que se llama King Kong, un coche armado tipo El Coche Fantástico (aunque con estética de Mad Max)… Aunque todo esto para los distribuidores norteamericanos no fue suficiente, y decidieron renombrar al villano llamado «Guantes negros» como «Filthy Harry» (muy similar a Dirty Harry, aka Harry el sucio). Aunque hay que reconocer que el personaje principal estaba más que inspirado en Clint Eastwood.

Ya podéis suponer el resumen. En dos palabras: todo mal. Los terribles actores, la edición imposible, el caótico guion… Mención especial para el uso del tema principal, con unos silbidos muy típicos de comedia setentera… que usan aunque estemos en plena escena de acción. El anti-clímax. Y todo aderezado con persecuciones, muchas persecuciones. Corriendo, en bici, en moto, en coche, en coche pero marcha atrás, en jet pack… ¡lo que surja!

A favor de esta comedia de acción diremos dos cosas. Que comedia y acción hay, sin descanso. Los gags podrán hacerte o no gracia, pero se suceden uno tras otro. Y hay alguna prueba de esa capacidad del cine hongkonés de sacarle la acción hasta a los elementos más cotidianos, con unas coreografías llenas de imaginación, y unas escenas de especialistas que rozan lo suicida. ¿Os hemos dicho que hay persecuciones?

Como entretenimiento familiar es divertida, y uno puede llegar a entender que la saga llegase a tener cinco entregas a lo largo de los 80. Aunque casi 30 años después su acción ha envejecido bastante mal, y su humor, por contra, sigue siendo exactamente igual de infantil. Sólo para completistas del género asiático de la época.