28 de noviembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Apocalipsis (1994)

Demasiado fiel a la novela
Apocalipsis

Título original: The Stand
Año: 1994
Compañía: Greengrass Productions / Laurel Entertainment Inc.
Director: Mick Garris
Guión: Stephen King
Reparto:
Gary Sinise (Stu Redman)
Molly Ringwald (Frannie Goldsmith)
Jamey Sheridan (Randall Flagg)
Laura San Giacomo (Nadine Cross)
Ruby Dee (Madre Abigail)

Apocalipsis
La gripe le pilló poniendo el programa largo

Sinopsis:
Un soldado saca una versión militar de la gripe creada en un laboratorio de California, y realiza un viaje con el que va extendiendo el virus por todo el país. Dos semanas después, apenas quedan supervivientes. Y todos ellos tienen algo en común: alguien se les aparece en sueños. A algunos se les aparece la Madre Abigail, que les invita a viajar a Nebraska a encontrarse con ella. Otros sueñan con Randal Flagg, el Hombre Oscuro, que les espera en Las Vegas.

Comienza así una batalla épica entre las fuerzas del bien y las del mal, en la que Stu, el improvisado líder de un grupo de supervivientes, emprende su viaje hacia Nevada.

Apocalipsis
Randal Flagg (Jamey Sheridan)

Comentario:
The Stand (La danza de la muerte o Apocalipsis en España, según la versión) fue la cuarta novela que publicó Stephen King (o la sexta, si contamos seudónimos y colección de relatos), y posiblemente uno de sus mejores relatos. El propio King, junto a Goerge A. Romero intentó llevarla a la gran pantalla durante años, hasta que finalmente se unió a Garris, que acababa de adaptar Sonámbulos para llevarla en formato de miniserie a ABC.

Fueron cuatro episodios, que el propio King se encargó de escribir, y que contó con un reparto con muchos nombres conocidos: Gary Sinise, Molly Ringwald, Miguel Ferrer, Laura San Giacomo, Rob Lowe… Nombres a los que hay que sumar numerosos cameos, que van desde los propios King y Garris a actores como Ed Harris, Kathy Bates, Warren Frost…; pasando por los directores John Landis, Tom Holland y Sam Raimi, y hasta el mítico jugador de baloncesto Kareem Abdul Jabbar. La sorpresa, por tanto, fue grande cuando se optó por un actor poco conocido, Jamey Sheridan, para encarnar a Randal Flagg, uno de los personajes más importantes (y recurrentes) de las novelas de Stephen King.

La adaptación de 6 horas, divididas en 4 episodios tarda en arrancar. Lo que en el libro servía para conocer y apreciar los personajes, se hace demasiado largo en la pequeña pantalla (y convierte el final en demasiado apresurado). Como el libro, en realidad. Una fidelidad que quizá agradezcan muchos fans de King, pero que va en detrimento de la miniserie. Tampoco benefició a la producción lo mastodóntico de su dimensión. El presupuesto del proyecto se fue disparando, hasta el punto de tener que rodarla en 16mm para abaratar costes, lo que no ayuda a lograr ese punto cinematográfico que se buscaba.

No ha envejecido muy bien (pocas de todas aquellas grandes miniseries de los 90 lo han hecho, la verdad), y la sensación es la de estar viendo una gran superproducción, pero con demasiadas costuras. El buen trabajo de un Sinise en su mejor momento (el mismo año de su éxito con Forrest Gump) ayuda mucho a mantener el interés de este producto, que no da la impresión de ser la versión definitiva del libro, como sí ha ocurrido con otras adaptaciones de King.