27 de septiembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Abierto hasta el amanecer 3: la hija del verdugo (2000)

Abierto hasta el amanecer 3

Título original: From Dusk ‘Till Down III: The Hangman’s Daughter
Año: 2000
Compañía: A Band Apart / Dimension Films / Los Hooligans Prd.
Director: P.J. Pesce
Guión: Álvaro Rodriguez y Robert Rodriguez
Reparto:
Michael Parks (Ambro Bierce)
Marco Leonardi (Johnny Madrid)
Rebecca Gayheart (Mary Newlie)
Temuera Morrison (Mauricio)
Ara Celi (Esmeralda)

Abierto hasta el amanecer 3
Mary (Rebecca Gayheart)

Sinopsis:
Ambro Bierce, escritor maldito y dado al alcohol, se dirige hacia Tierra Negra, México, para alistarse al ejército revolucionario de Zapata. Durante el trayecto asistirá a la ejecución frustrada y consiguiente fuga de un famoso forajido, Johnny Madrid. Quien poco después con su banda intentará asaltar la diligencia en la que Ambro viaja junto a un joven matrimonio de vendedores de biblias.
Finalmente, todos volverán a coincidir, más los perseguidores del fugitivo, en La Tetilla del Diablo, burdel y posada, único lugar donde pasar la noche en el camino. Entrada la noche, los empleados del local sacarán los colmillos en una orgía de sexo y sangre.

Abierto hasta el amanecer 3
Las dueñas del bar

Comentario:
La tercera entrega de los vampiros aztecas lleva a su culmen la relación de vampirismo y spaguetti-western, desarrollando la trama a finales del siglo XIX, en pleno salvaje oeste. En el reparto encontramos al habitual Danny Trejo, de nuevo tras la barra del burdel; la otrora sex-symbol Sonia Braga como la vampírica madame y madre de la chica protagonista; Rebecca Gayheart, rostro conocido para los aficionados al terror de última generación; o, en un pequeño papel, a Kevin Smith.
Entretenida, desenfrenada, llena de tiroteos a lo Peckinpah, sexo lascivo y hasta incestuoso, antihéroes, mucho gore y reminiscencias inequívocas del spaguetti-western y las viejas pelis de terror mexicanas. «Too much» para estrenarse en pantalla grande en los hipócritas y mojigatos tiempos que corren.