20 de octubre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Star Trek: el vestuario

Star Trek
Star Trek

Pocos vestuarios en la historia del cine y la televisión son tan instantáneamente reconocibles como los uniformes de la nave Enterprise, con sus ajustados pantalones negros, suéteres con colores codificados y logos de la Flota Estelar con forma de búmerang.
Así que la misión a la que se enfrentaba Michael Kaplan, el diseñador de vestuario de Star Trek (y, en su día de Blade Runner o El Club de la Lucha), era a la vez enorme y sutil, al luchar contrarreloj para crear miles de trajes que actualizasen lo familiar y reflejasen la visión de J.J. Abrams de un futuro brillante y luminoso, lleno de estilo y funcionalidad.

Cuando fue abordado por Abrams, Kaplan no había visto ninguna de las películas de Trek y solamente un puñado de episodios de televisión de la serie original. No obstante, decidió acudir a la reunión.
Puesto que ambos estaban de vacaciones en la Costa Este de EEUU, Kaplan se reunió con Abrams en una cafetería de Maine, en donde se enfrascaron en una conversación de dos horas de duración acerca de mundos galácticos y uniformes espaciales. “Realmente fue el entusiasmo de J.J., su energía y encanto, lo que me convenció para hacer el proyecto, más que la noción de ‘Star Trek’”, dice. “Mi desconocimiento de Star Trek le pareció una ventaja, porque quería que todo el equipo de diseñadores de la película llegaran de nuevas al diseño. Me gustó ese punto de vista, y me quitó toda sensación de intimidación”.

Una vez que hubo aceptado el trabajo, Kaplan no tenía tiempo que perder, porque la fecha de producción se acercaba rápidamente. Realizó algo de investigación básica, utilizando la famosa Star Trek Enciclopedia para hacerse una idea de la evolución de los uniformes de la Flota Estelar y de los motivos que se han venido repitiendo en cada reencarnación del universo Trek. Luego, dejó volar su imaginación al empezar a hacer patrones. “Fue un proceso intuitivo”, explica, “de ir decidiendo caso por caso lo que mantendríamos del pasado y en dónde podríamos incorporar nuevas ideas. Estuvo motivado por la ilusión que J.J. sentía por lo que estábamos haciendo”.

Star Trek
Star Trek

Kaplan dividió la película en dos épocas diferentes. Por ejemplo, para una época anterior de la Flota Estelar cuando el padre de Kirk, volvió a una visión del futuro estilo años cincuenta. “Vi películas de ciencia-ficción de los años treinta y cuarenta para inspirarme al crear un estilo, con prendas como pantalones ajustados y otros diseños retro-futuristas, que se nutrían naturalmente del estilo ‘Enterprise Star Trek’ que nació en los sesenta”, dice. Otras épocas distintas incluyen la de la Tierra cuando Kirk era un adolescente y, unos años después, la de la Academia de la Flota Estelar llena de jóvenes cadetes.

Después vinieron los propios uniformes de la nave Enterprise. “En cuanto a los uniformes de la nave Enterprise, había un cierto aspecto saludable que queríamos mantener. No queríamos echar por la borda aquel inolvidable estilo Trek. Actualizamos los uniformes simplificándolos, y utilizando ciertas técnicas textiles que ni siquiera existían cuando salió la serie original de televisión”, observa. “Por ejemplo, todos y cada uno de los uniformes llevan sutilmente impreso un logotipo de la Flota Estelar que no se ven bien desde cierta distancia, pero que le añaden una textura genial al estilo. Fue un proceso muy dificultoso, imprimiendo sobre rojo, e intentando conseguir la química justa con los colores de la tinta”.

Para los romulanos de la nave Narada, Kaplan compaginó sus vestidos con la mugre y el polvo del entorno que les rodea. “La Narada es en realidad una nave minera, así que quería que los trajes de la tripulación de la nave tuvieran una especie de estilo basto y de trabajo”, explica. “Encontré unas telas en un mercadillo que producían exactamente la impresión adecuada, bordadas por fuera y envejecidas, como si las hubieran frotado con grasa. Me puse en contacto con los fabricantes, que resultaron tener su base en Bali, y manufacturaron mis diseños en sus tejidos”.
Para los vulcanianos, se centró en sus cualidades más sobresalientes. “Son todo elegancia y austeridad, porque son una sociedad muy cerebral”, comenta. “También desarrollé una silueta completamente nueva para las mujeres vulcanianas, con una forma encorsetada que nunca antes se había visto”.

El equipo de Kaplan se divirtió aún más con los trajes espaciales que lleva la tripulación de la nave Enterprise cuando salta sobre la plataforma perforadora que sobrevuela el planeta Vulcano. “Eran bastante complicadas porque necesitábamos que pareciera que los trajes podían aguantar un salto tan largo. El sistema de ventilación de los cascos tenía que funcionar, de lo contrario los visores se empañarían. También teníamos que producirlos en diferentes colores, para poder diferenciar a cada actor mientras estuvieran en el aire. Los trajes fueron un reto, pero creo que lo que creamos tuvo bastante éxito”.