16 de enero de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Península: el diseño de la película

Creando la Corea post-apocalíptica de la secuela de Train to Busan
Península
Península

La primera tarea que tuvieron que asumir los realizadores de Península, la secuela de Train to Busan, fue crear un mundo convincente que exista 4 años después de los hechos de una pandemia inexplicable. No solo un mundo en desorden, sino un nuevo tipo de imágenes que sobrepasase la imaginación. Los realizadores pasaron un año en preproducción para pulir los detalles, y una colaboración entre los departamentos de diseño de producción y efectos digitales ayudó a construir este mundo desde cero.

El puerto de Incheon es el primer lugar al que llegan Jung-seok y su tripulación cuando regresan a la península de Corea después de 4 años en Hong Kong. «En lugar de un lugar extraño, el realismo aumenta cuando se transforman lugares comunes y familiares», dijo el diseñador de producción Lee Mokwon. Mokwon uería expresar cómo una nación ha dejado de funcionar por completo con una sola imagen del puerto de Incheon. El simple hecho de ver barcos en los terrenos del puerto, autos abandonados por las carreteras y rastros de desastres naturales son suficientes para construir un mundo postapocalíptico.

La fortaleza de la Unidad 631, donde tiene lugar el feroz juego de «escondite» de la película, comenzó a tomar vida sobre un centro comercial abandonado. Los realizadores se inspiraron en los bancos de peces que nadaban en un centro comercial inundado, y construyeron un set de 2.000 metros cuadrados de dos pisos. Se hizo un pasaje subterráneo hacia la fortaleza, colocando 80 autos en total en un parking subterráneo; y se usaron 50 toneladas de tierra para crear la apariencia de las secuela de inundación.

Península
Península

En cuanto a la secuencia de persecución de automóviles, los realizadores crearon una carretera asfaltada de 50 m con muchas grietas para reproducir el aspecto de una carretera sin mantenimiento, y plantaron malas hierbas en dichas grietas. El trabajo del equipo de diseño de producción se mejoró con el trabajo de efectos digitales. Más de 250 artistas de CGI participaron en la creación del mundo de Península, e incluso escanearon lugares reales para recrearlos en CGI. No solo eso, estos artistas estuvieron involucrados desde la preproducción para producir imágenes de alta calidad.

Por primera vez en Corea, Península se estrena en 6 formatos de película diferentes: a saber, IMAX, 4DX, ScreenX, 4DX SCREEN, SUPER 4D y Atmos. Lo más destacado de la película, que destacará estos formatos, serán las espectaculares secuencias de acción. En Train to Busan, donde los zombis conocieron a los personajes de la película por primera vez, el virus zombi era algo a lo que temer. Pero a diferencia de la primera película, el coordinador de acrobacias Hur Myeonghaeng quería mostrar cómo los supervivientes del apocalipsis tratan a los zombis armándose con pistolas y vehículos armados. «Desarrollamos la acción de los zombis utilizando plenamente las características geográficas de la ciudad en decadencia», dijo.

Hay un nivel de catarsis que rezuma al ver a los zombis ser abatidos con una andanada de disparos. El juego del «escondite» que tiene lugar en el bastión de la Unidad 631 es otro aspecto interesante de la película. «Quería que la audiencia se sintiera como si estuviera encerrada en esa arena», dijo Hur. El juego recuerda a los gladiadores que luchan por sus vidas en el coliseo, ya que se ven obligados a luchar entre sí en un entorno cerrado.

Península
Península

La persecución masiva de coches por toda la ciudad debe destacarse como una de las secuencias más intensas y emocionantes de la película. Esta secuencia fue posible gracias a la estrecha colaboración entre los departamentos de cámaras y efectos digitales. Catapulta los arcos de los personajes y las emociones a su clímax, al tiempo que proporciona un festín visual a la audiencia. Para retratar de manera realista la voluntad de los sobrevivientes de luchar hasta el final, los realizadores calcularon dónde colocar las cámaras, las luces, la velocidad de los vehículos y los impactos que estos vehículos causan en la escena. Esta rompedora secuencia deja sin aliento, y culmina el clímax de la película.

Train to Busan, que describía cómo el virus zombi arrasó Corea, organizó una guerra con los zombis a la luz del día, pero Península muestra cómo después de 4 años de pandemia, los supervivientes han aprendido una gran cantidad de rasgos zombis y utilizan ese conocimiento para obtener lo que quieren. Por este motivo, casi la totalidad de la película se desarrolla de noche. «No quería que la audiencia se sintiera muy cargada, así que quise crear escenas nocturnas brillantes y frescas», dice el director Yeon.

Por esta razón, el director de fotografía Lee Hyungdeok utilizó la técnica conocida como «noche americana», en la que las escenas nocturnas se filman a la luz del día. No solo eso, también optaron por usar lentes que no requieren una gran cantidad de luces, por lo que incluso con solo la luz de la luna pudieron filmar escenas cruciales en la oscuridad. Los realizadores utilizaron otras formas creativas de aplicar luces en las escenas, como coches de control remoto equipados con luces brillantes para atraer zombis o el uso de bengalas para iluminar las calles.

“Los espacios en Península son una buena manera de explicar sus personajes”, dice Lee Hyungdeok, quien usó luces y lentes diferentes para cada ubicación. Para la fortaleza de la Unidad 631, por ejemplo, quería que la ubicación fuese fría y deprimente, por lo que utilizó una colección de colores de tono azul junto con lentes anchos para que los miembros de la Unidad 631 pareciesen bárbaros. Por contra, Min-jung y el escondite de su familia debían verse cálidos, ya que ella y sus hijas ayudan a Jung-seo y aún no han perdido su humanidad.