30 de septiembre de 2020

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Los efectos especiales de La niebla

Así se creó el film de terror de Frank Darabont
La niebla
La niebla

En La Niebla, el film dirigido por Frank Darabont y basado en una novela de Stephen King, los efectos especiales, los efectos visuales y la creación de las criaturas juegan un papel fundamental.

Uno de los más importantes, obviamente, era la creación de la propia niebla. El coordinador de efectos especiales Darrell Pritchett (Fantasmas de Marte, Noche de Miedo) fue el encargado de los efectos físicos en el set. Utilizó unos enormes tubos hechos de un material similar a la película de plástico resistente, a través de los cuales se bombeaba una combinación de propilenglicol y agua. En cuestión de minutos, el set estaba prácticamente oculto por el vapor, ofreciendo el tenebroso aspecto que vemos en la película.

“Cuando llegamos a Shreveport y Darrell hizo la primera prueba con la niebla todos nos quedamos con la boca abierta”, recuerda el co-productor Randi Richmond. “No podías ver nada a un metro y medio de distancia. Todos dijimos: ‘Esto funciona. ¡Esta es realmente la niebla!’ Frank no estaba en ese momento. Fuimos a buscarle corriendo, como unos niños la mañana de Navidad.”
Así pues, la niebla se convirtió en un actor más dentro del set de rodaje, algo que izo más dura la labor de los actores, como nos cuenta Jeffey DeMunn: Dentro de ella no puedes ver nada. Si aparece algo, cuando te das cuenta ya lo tienes encima. La niebla es un adversario formidable y estar en su interior no es muy agradable.

La niebla
La niebla

La película contiene más de 300 planos de efectos visuales, orquestados por el supervisor de efectos visuales Everett Burrell y su equipo de CafeFX. Greg Nicotero, de KNB EFX Group, y su equipo se encargaron del maquillaje de efectos especiales y trabajaron en estrecha colaboración con Burrell y Cafe.

Howard Berger y Greg Nicotero fundaron KNB EFX Group (KNB) en 1988. En los últimos 20 años, ha demostrado su talento en películas como Abierto Hasta el Amanecer, Hostel, Scream o Transformers. Sus prótesis y maquillajes pueden verse en trabajos tan variados como Kill Bill, Boogie Nights, Austin Powers o El Ejército de las Tinieblas. Su trabajo en Sin City, la adaptación al cine de Robert Rodríguez de las novelas gráficas de Frank Miller, llamó la atención por las prótesis faciales creadas para Mickey Rourke, Benicio Del Toro, Nick Stahl o Rutger Hauer y obtuvo el premio al mejor maquillaje del año en el Festival de Cine de Hollywood de 2005.
Para la trilogía de Robert Rodríguez Spy Kids hicieron no sólo el vestuario, sino también marionetas animatrónicas y prótesis. En series como Deadwood, 24 o Ley y orden puede verse su trabajo, si bien donde más obvio resulta es en Masters of Horror.

KNB también satisface la demanda de duplicados de animales y “bichos” animatrónicos. Kevin Costner les propuso su primer gran reto, crear los búfalos muertos de Bailando con Lobos. Desde entonces, han creado animales animatrónicos para Eraser, Hulk o Superdog, entre otras. Uno de sus mayores retos fue Las crónicas de Narnia: el León, la Bruja y el Armario, para la que Nicotero y Berger crearon literalmente cientos de criaturas fantásticas, desde sátiros y centauros hasta un león animatrónico y docenas de duendes y brujas. La película les valió un British Academy Award y un Oscar al Mejor Maquillaje.

La niebla
Rodando La niebla

Nicotero fue además el director de la segunda unidad de La Niebla. Un paseo por sus oficinas de producción es un festín para los ojos de cualquier fan de la ciencia-ficción o de la creación de criaturas. Tentáculos pintados a mano hechos de gomaespuma gruesa, muñecos que imitan cadáveres, representaciones gigantes de insectos y pájaros amenazadores (son perfectos para conseguir chorros de sangre falsa) se acumulan en el estudio.
Nicotero y Darabont, con la ayuda de Bernie Wrightson, buen amigo y reputado artista conocido por sus ilustraciones de terror, se pasaron meses diseñando las terroríficas criaturas de este film. Contaron con la ayuda de los artistas Michael Broom, Tristan Shane y Aaron Sims.
En la historia, King habla de cuatro tipos de criaturas, de las que no da una descripción precisa: arañas, pájaros, insectos y una criatura con tentáculos. Convertir estos conceptos en criaturas vivientes fue un auténtico reto.

“La Niebla pretende ser simplemente una película de terror», dice Frank Darabont, “No quiero perder el tiempo con definiciones insulsas. Sencillamente quería hacer era una película de terror.”.