20 de junio de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Las trampas de Spiral: Saw

Diseñando las nuevas trampas de la saga

[¡Ojo! esta artículo contiene algunos SPOILERS menores sobre la película]

Spiral: Saw
Spiral: Saw

Desde el principio, para muchos fanáticos de Saw, las trampas diabólicamente espantosas son las verdaderas estrellas de la saga. Cada película presenta una variedad de máquinas asesinas elaboradamente diseñadas que harían que el
Marqués de Sade se estremeciese de horror, y Spiral incluye algunos de los dispositivos más espeluznantes de toda la franquicia.

«Las trampas son el elemento característico de las películas de Saw y realmente han evolucionado a lo largo de los años» dice el productor Daniel J. Heffner. “Al principio eran cosas que se podían construir en un garaje a partir de elementos encontrados en un depósito de chatarra. Pero se volvieron más complejos porque nuestra audiencia quería que fueran más grandes y mejores. Entonces, cuando comenzamos a concebir las trampas para Spiral, tomamos la decisión consciente de volver a lo básico y proponer ideas que puedan ser construidas por un individuo a partir de cosas que estaban por ahí en un taller».

Dado que el infame Jigsaw no es un personaje de Spiral, el director Darren Lynn Bousman sintió que era hora de actualizar el punto de vista hacia las trampas para esta nueva reinvención. «El asesino de Spiral es nuevo, así que quería
tomar un enfoque diferente sobre la forma en que funcionan las trampas”, dice. «Jigsaw era un ingeniero experimentado con la capacidad de crear mecanismos intrincados, por lo que mi idea en Spiral fue pensar en cómo un asesino con menos experiencia podría comenzar a construir trampas. ¿Cómo trasladar eso a la pantalla?»

Crear trampas que pudieran existir en el mundo real era el objetivo que Bousman se propuso en Spiral. «Una de las cosas que eran importantes para mí era asegurarme de que todas las trampas funcionasen como mostramos que lo hacen. No quería tomarme libertades creativas a la hora de representarlas. Si no hacen lo que nosotros decimos que hacen, no quiero rodarlas».

Spiral: Saw
Spiral: Saw

El diseñador de producción Anthony Cowley, que también trabajó en Saw VIII, ayudó a convertir los conceptos para trampas de Bousman en versiones viables que pudiesen funcionar de manera efectiva en la gran pantalla. «El mejor trabajo que puedes tener en una película como Spiral es formar parte del departamento de arte, porque se trata de visualizar las trampas, los decorados, y los espeluznantes diseños mecánicos”, dice Cowley.

Ansioso por darles a los fanáticos del terror lo que anhelan, Bousman promete una gran cantidad de artilugios grotescos en Spiral que atormentarán las pesadillas de la audiencia durante los próximos años. «Tenemos reservadas algunas cosas extremadamente retorcidas para los fans, incluida una horrible trampa para dedos donde alguien se despierta con sus diez dedos bloqueados en esposas de metal que comienzan a separarse lentamente».
Cowley explica que la idea de esta trampa surgió de las tradicionales esposas para los dedos con las que muchos
juegan de niños. «Originalmente, la concebimos como una trampa de cuerpo completo, que rasgaría el cuerpo por la mitad”, dice. “Pero Darren quería concentrarse solamente en los dedos. Aparentemente esa trampa para dedos le asustaba cuando era más joven, por lo que la trampa se convirtió en un dispositivo que literalmente tira hasta quitarle los dedos a la víctima. Hay un montón de foros de Saw en Internet donde los fans discuten todas las trampas, y tengo la esperanza de que estemos en el top 10 con la trampa de dedos».
La extraña trampa para los dedos también era la favorita de la actriz Marisol Nichols. «Solo piensa en lo mucho que duele cuando te golpeas accidentalmente la punta del dedo con un martillo”, dice ella. “Duele mucho más que recibir un puñetazo en la cara porque muchas de las terminaciones nerviosas están en los dedos. Entonces el hecho de que tengamos una trampa en Spiral que literalmente le arranca los dedos a alguien es algo muy retorcido».

Según el actor Max Minghella, disparar las trampas siempre era un gran día en el set. «Todos en el equipo las tomamos muy en serio porque son cosas complejas de idear y bastante difíciles de diseñar. Me impresionó lo elaboradas que eran cuando las vi en la vida real. Como un antiguo fanático de esta franquicia, estar al tanto de cómo funciona todo esto detrás de escena fue realmente emocionante»,

Spiral: Saw
Spiral: Saw

El director de arte Greg Chown, quien también contribuyó al diseño de las trampas, dice que encontró la
experiencia terriblemente hilarante. “Este trabajo puede resultar muy extraño a veces. Me voy a casa y mi mujer me pregunta qué hice ese día y tengo que decirle que le arranqué el pulgar a un chico y luego lo electrocuté. Tú
sabes, un típico día de trabajo».

Una de las trampas más gore de Spiral presenta a una víctima en un túnel del metro colgando con su lengua sobre los raíles electrificadas. «¡Es un espectáculo increíblemente demencial!» dice Bousman. «Construimos parte de un túnel del metro y lo hicimos parecer más grande usando una perspectiva forzada. Esa ilusión fue muy divertida porque entras al set y piensas que ese túnel de metro es increíblemente enorme. Pero luego avanzas unos metros y te das cuenta de que no es grande en absoluto, los pintores simplemente hicieron que lo pareciese. Ese fue un set realmente interesante en el que filmar, ya que la perspectiva me engañaba constantemente».

La trampa del metro pasó por varias encarnaciones siniestras antes de que los cineastas se decidieran por la mecánica de la misma, y ​​la versión final es la trampa favorita de Minghella: «Me encantó la trampa del metro en el guion, y me asombré cuando la vi el día en que se filmó. Cuando consideras que muchos nervios están en una lengua, no creo que ninguno de nosotros sea capaz de mordernos la nuestra, incluso si eso significara la diferencia entre la vida o la muerte. Es demasiado doloroso ni siquiera pensar en ello».

Bousman dice que la trampa que supus un mayor desafío fue la última de la película. En la escena, un personaje está colgado en el aire como una marioneta viviente. «Cada vez que suspendes a un actor en el aire es todo muy difícil, porque solo tienes 12 horas al día para rodar, y cuando estás obligado a gastar cuatro horas simplemente poniendo y sacando un arnés de suspensión, solo te quedan ocho horas. Así que eso ejerce mucha presión adicional sobre todos para que se hagan exactamente como debería salir».