15 de abril de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

La casa de El padrastro

El director de producción Steve Jordan habla de cómo creó el escenario de la película
El padrastro
El padrastro

Dylan Walsh dice que su personaje en el remake de El Padrastro se aferra a la idea de convertirse en “el rey del castillo”. Para crear ese “castillo” perfecto del diabólico padrastro interpretado por Walsh, los directores contactaron con el director de producción Steven Jordan.

Jordan nos cuenta que “para todo trabajo, yo trato a los escenarios como si fueran personajes. A la hora de “hacer el casting” para la casa de El Padrastro, tuve que encontrar todo lo que el guión requiría, algo que se ajustara para poder hacer todas las escenas de especialistas y todas las especificaciones que el argumento demandaba. Hicimos una exhaustiva búsqueda de casas de estilo clásico en Pasadena, pero necesitábamos una con piscina, con vistas desde las habitaciones y de tres pisos con ático”.
Además para la película original localizada en Portland (Oregón), tuvieron que encontrar una casa sin palmeras, y eso era difícil de hacer en Pasadena, ya que se encuentra rodeada por ellas.

Se encontraron varias casas que reunían dos de las tres condiciones, y finalmente se decantaron por una hermosa casa que era perfecta, pero que sólo tenía dos pisos. “Para remediar esto, tuve que pedir al equipo creativo que construyera un tercer piso, que pusimos encima del tejado y pintamos para igualarlo. Quedó realmente bien ya que los vecinos se acercaban comportándose como si eso hubiera estado siempre allí”, nos cuenta Jordan riéndose.
Rodaron en la casa, además de tomas exteriores aprovechando la nueva estructura de la casa, donde tiene lugar la pelea que empieza en el ático y termina en la parte trasera de la casa. Para el rodaje del interior del ático, construyeron una réplica del mismo dentro del estudio según indicaba el guión.

El padrastro
El padrastro

Los retos a los que un equipo de producción tiene que enfrentarse a la hora de rodar en una casa son, facilitar la gran variedad de requerimientos para las luces, facilidades para que las cámaras puedan moverse, y posibilitar interesantes ángulos desde donde poder rodar. Jordan hizo hincapié en crear un escenario bastante profundo, con ventanas y con una estructura lo bastante interesante, como para poder soportar todo el volumen de trabajo que se iba a hacer.

Él y su equipo trabajaron duro para dar realismo a la casa y conseguir que se viviera un ambiente familiar. “ Es muy importante crear un lugar donde los actores se sientan motivados y se sientan como en casa«. Se invirtió mucho tiempo pensando en cómo desarrollar a los personajes a través de su vestuario. Se metieron en la mente de los actores (y a menudo, trabajando con ellos), el equipo de producción buscaba respuestas sobre cómo se comportarían los habitantes de la casa, para que cada detalle estuviera en su lugar.

Jordan nos dice que “por ejemplo, al personaje de Sela, lo modelamos para que diera la imagen de una cocinera y coleccionista«. Así que, llenaron su casa de cerámica de Roseville. “El estilo Roseville resultó perfecto, por el estilo vintage de la casa y por lo típico que es en el oeste de Estados Unidos”. Para adaptarse al argumento, los decorados salpicaron cuidadosamente la casa con ‘armas de destrucción masiva’. Intentamos presagiar lo que va a ocurrir de forma muy sutil. «Había cuchillos y herramientas por todas partes, pero para que pareciera creíble, fuimos muy sutiles” recuerda Jordan.
Independiente de los cuchillos, Jordan repite el mismo mantra que utiliza tanto el director como todo el reparto de la película. “Se trata de plasmar la realidad. A la hora de hacer la película, cada uno de nosotros, no importa cuál sea su función, somos cuentacuentos” añade.