20 de junio de 2021

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

El vestuario de Cruella

Diseñando el aspecto de la villana de Disney
Cruella
Cruella

En Cruella, Disney nos ofrece el origen de la mítica villana de 101 dálmatas.
«Cruella tiene todas mis cosas favoritas en la vida: moda, perros y venganza», dice la productora Kristin Burr.
La productora recuerda: «Al principio, decidimos ambientar la película en el Londres de los setenta. Fue tan emocionante porque fue nuestro primer personaje de acción real basado en la animación que estábamos ambientando en el mundo real (En contraposición a la tierra de los cuentos de hadas). Fue una gran oportunidad para ir más allá. Londres era el centro de la moda y la anarquía en ese momento. ¡Un bonito paralelismo con lo que es Cruella!»

Con respecto al talento reunido para Cruella, el director Craig Gillespie dice: «Contratamos jefes de producción que eran absolutamente brillantes. Y a todos se les dio la libertad de trabajar, quitarse las ataduras y hacer lo correcto para la época y los personajes. Fue simplemente ‘hagámos lo que corresponde para esta película’. Y teníamos que hacer algo realmente único».

Se invirtió una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo en pensar la creación de los distintos «looks» de Cruella.
La década de 1970 en Londres fue un período muy particular en el que hubo un choque cultural en la sociedad y en la escena de la moda entre lo establecido y los movimientos fuera de ello. Estaba el mundo de las alturas, muy privilegiado, casi patricio, que abarcaba nombres legendarios de la moda como Dior, Balenciaga, Givenchy y más tarde Mary Quant, responsable del look mod, que es representado en la película por la casa de la Baronesa y todos sus adornos de Regents Park.
Pero los okupas de Notting Hill, el movimiento punk que estaba al otro lado de las vías, las clases bajas, eran un distintivo para los aspirantes a diseñadores inventivos y autodidactas con estilos únicos y diferentes, como Vivien Westwood y más tarde Alexander McQueen, en los que Estella se incluye.
El choque entre estos dos mundos proporciona el contexto para la historia de Cruella.

Cruella
Diseño de vestuario

No se puede exagerar la importancia de los disfraces para Cruella. Para esta monumental empresa, los realizadores eligieron a la diseñadora de vestuario Jenny Beavan, ganadora de dos premios Oscars, gracias a su trabajo en Mad Max. Furia en la carretera y Una habitación con vistas, además de otras 8 nominaciones.
Beavan dice: “Leí el guión y era muy divertido y enérgico. Conocí a Craig y me lo pensé bastante porque me daba cuenta de la escala del proyecto, y luego pensé, vamos a intentarlo».
El enorme alcance de la producción despertó la imaginación de Jenny. “Me gustan bastante los desafíos”, dice.

“La moda está omnipresente en esta película”, dice Gillespie. “Teníamos una tarea tan difícil con este film que no podría pensar en nadie más apropiado para ello. Y ella lo clavó. Fue asombroso porque llegó con poco tiempo y la cantidad de atuendos que tenía que diseñar era enorme. Y cada atuendo realmente tenía que ser una declaración de intenciones».
El productor Marc Platt dice: «Jenny tuvo que crear un lenguaje y una gramática visual para los dos personajes principales. No solo lo que cada uno de ellas llevaba, si no también las líneas reales de moda que cada una creó, y es algo único, fascinante e intensamente creativo».

Beavan reunió a un equipo de expertos para diseñar, crear y obtener los trajes.
Ella dice: «Yo lo dirigía y estaban Sarah Young, Sheara Abrahams y Sally Turner, todas acreditadas como diseñadoras de vestuario. Todas tomaron áreas diferentes; de lo contrario, nunca podríamos haberlo hecho. Luego tuvimos un equipo de compradores que también estaban buscando cosas, además de todos los cortadores. Fue un trabajo enorme pero alegre».
Beavan agrega: “Esto es lo más grande que he hecho en mi vida. La cantidad de looks de Emma Stone es más de lo que he hecho nunca. Tuvo un total de 47 cambios de vestuario y Emma Thompson tuvo un total de 33. Incluso Joel Fry y Paul Walter Hauser tenían 30 disfraces cada uno».

Cruella vestuario
Traje y diseño de vestuario

«Jenny Beavan es mi heroína», dice Kristin Burr. “Todos los que me conocen saben que amo la moda, y tenía unas expectativas extremadamente altas. Jenny puso en esta gigantesca película cada gramo de su ser. La moda es un gran personaje en la película, y es genial gracias a Jenny y su equipo: Sarah, Sheara y Sally. ¡La gente irá a verla sólo por la ropa! Y deberían ir varias veces a asegurarse de que los ven todos los trajes».

La película presenta tres grandes galas que requirieron vestimenta: el baile de María Antonieta de la baronesa, que Estella presencia como una niña de 12 años; un baile de blanco y negro (donde Cruella aparece en un vestido rojo sangre de la tienda de segunda mano de Artie con una capa blanca llameante generada por computadora), y una gala benéfica donde Estella ha enviado a todos los invitados vestidos negros y pelucas blancas y negras para que pueda esconderse a plena vista, así como una serie de eventos de alfombra roja donde Cruella eclipsa a la baronesa llegando en motocicleta con un reluciente mono de cuero negro con hombros con llantas, y un abrigo de inspiración dálmata. (Tengan en cuenta que ningún animal sufrió daños durante el la realización de esta película).

Beavan dice que el look de Estella se inspiró en una fotografía de la cantante alemana de punk rock-new wave Nina Hagen. Beavan dice: «Creo que está sentada con las piernas cruzadas y tiene un pelo esponjoso un poco más grande de la cuenta, jersey y pantalones suaves muy ordinarios. Tienes la sensación de que Estella se habría ido a las tiendas vintage en Brick Lane en Londres cuando era un mercado de trapos».
Burr agrega: “Estella comienza siendo un poco punk, pero su principal estética se basa en reciclar ciertas prendas de vestir y hacerlas diferentes. Ella comienza más visceral y se vuelve muy chic y sofisticada».

Cruella vestuario
Trajes de la película

Beavan dice: «Para mí era importante que Cruella fuera negra, blanca, gris y roja».
Stone recuerda: “Para ver primero el aspecto completo de Cruella en conjunto, debo admitir que me tomé muchas fotos. Fue un día muy narcisista. Lo cual es perfecto para Cruella».
La baronesa, en cambio, es un poco anticuada, con tafetán gruesos y sedas, satinados y muchos turbantes, con una paleta de colores de marrones y dorados en su mayoría cálidos, ya que los de Cruella en última instancia, serían en blanco y negro.
Beavan dice: “La baronesa la vi con mucha claridad. Muy escultural. Influenciada por Dior». Emma Thompson explica: «En cierto modo, canalizamos a las viejas divas de la pantalla, desde Joan Crawford a Elizabeth Taylor».
Stone dice: «La suerte de una película como ésta es que el vestuario hace gran parte del trabajo por ti como actriz. Una vez que te pones esas cosas, te sientes como Cruella de Vil”. Agrega: «Jenny ha creado algo realmente especial».

Completando los looks estaban los diseños de maquillaje y cabello de la nominada al Oscar Nadia Stacey, cuya tarea incluyó el diseño de 152 pelucas para el baile de María Antonieta y 88 pelucas. para el baile benéfico de la Baronesa.
De Stacey, Burr dice, “Nadia clavó los looks en el primer momento que nos conocimos. Ella entendió que buscábamos un ambiente punk, pero también queríamos que fuera elegante, extravagante, único y memorable. Que la gente copiase su apariencia en los disfraces de los próximos años».

Para Stacey, el mayor desafío era hacer que Cruella se viera lo suficientemente diferente de Estella para que la Baronesa no supiese que eran la misma persona. Stacey dice: «Resulta que el aspecto ha sido algo tan grande para el personaje de Cruella, que eso encaja. Siempre quise crear un look para Estella, y mi mayor referencia era Debbie Harry. Tenía este tipo de apariencia sobria, pero a la vez muy punk-cool de los 70s, y ligeramente vanguardista. Y luego, para Cruella, fue una especie de simplemente ir a por ello. Los looks cada vez que aparece son enormes, y también es alguien que está muy a la moda y jugando con su apariencia todo el tiempo, así que pensé que ella también haría eso con su cabello y su maquillaje. Lo cambiaría cada vez».Dice Gillespie: “El trabajo de Nadia me impresionaba constantemente. Ella realmente presionó en el buen sentido para ir más allá de lo que esperarías ver para Cruella, con su cabello blanco y negro. Existen momentos en los que el maquillaje de Cruella es más duro cuando encaja con su personaje y lo que está haciendo, y escenas en las que es un poco más suave cuando se está volviendo un poco más matizada. Y todo eso lo hizo maravillosamente».

Cruella
Diseño de vestuario

Stacey dice: “Con la baronesa, queríamos asegurarnos de que estuviera impecable. Perfecta. Nada fuera de lugar. Todo está pensado en su look. Queríamos que la silueta siempre se viera igual. Siempre hay algo que va hacia atrás, el cabello está fuera de la cara y hay una especie de severidad al respecto, una dureza».
Ella agrega: “Es de esas mujeres que toman un look, y luego se quedan con él. Su peinado y su mirada son más de los años cincuenta. Recuerda un poco a Audrey Hepburn en ese aspecto».