15 de abril de 2024

CineFantastico.com

Cine de terror, fantasía y ciencia ficción

Creando los Terminators

Diseñando los robots de Terminator: Salvation
Terminator: Salvation
Terminator: Salvation

Uno de los placeres de esta película es que puedes ver todas las máquinas en el léxico de Skynet”, cuenta McG. “Es como en las fuerzas armadas contemporáneas, tienes máquinas en el agua, en la tierra, en el aire… Fue una aventura increíble poder ver a los diferentes Terminators que poseen en ese momento y quieres ver dónde tuvieron éxito y dónde fracasaron y qué llevó a Skynet a construir el T-800, su arma de matar más poderosa”.

Creados a partir de bocetos del diseñador de arte Martin Laing y su equipo de directores de arte, el ejército de máquinas que lo arrasa todo en Terminator Salvation ha cobrado vida bajo la dirección de Stan Winston, el legendario creador de criaturas que diseñó el original T-800. Tristemente, Winston murió durante la producción de esta película. “Stan me confesó una vez que había creado monstruos imaginarios cuando era niño para que le hicieran compañía”, reflexiona McG. “Él decía que se sintió el único niño en la tierra que hacía algo así. Entonces no sabía que sus amigos de la infancia se convertirían en los héroes de millones. Pero sobre todo, Stan era un buen hombre que amaba lo que hacía. Fue un verdadero honor tener la oportunidad de trabajar con Stan Winston. Tengo la intención de dedicar esta película a su memoria”.

John Rosengrant, un supervisor de efectos del estudio de Stan Winston, dirigió a un grupo de 60 personas para crear esta generación de Terminators y también supervisó todos los efectos especiales de maquillaje. Winston contrató a Rosengrant para que trabajara en el primer Terminator y se convirtió en mentor del artista. Este fue el comienzo de un viaje increíble, en el que hasta el momento ha podido ver los avances sin precedentes en animatronics y efectos especiales.
Para poder alcanzar la magnitud de trabajo requerida por esta producción, Rosengrant, tuvo que hacer algunas innovaciones. “El reto en Terminator Salvation fue encontrar algún material liviano que pudiera parecer metal”, explica Rosengrant. “Utilizamos una combinación de plásticos y poliuretano, que pintamos utilizando lo último en pintura de acabado metálico”.

Terminator: Salvation
Diseños de Terminator: Salvation

En Terminator Salvation, el desafío también estaba en crear Terminators que fueran extensiones lógicas dentro del mundo del universo de Terminator. “Como nos hallamos en un periodo anterior marcado por las tres primeras películas, en alguna medida tenemos una especie de ‘ingeniería a la inversa’”, explica Laing. “De la misma manera que un portátil de hace diez años era pesado como un ladrillo y con el tiempo se ha ido transformando en cada vez más liviano, nuestros Terminators son los ladrillos. Son más primitivos en su brutalidad y diseño”.
Y más importante, McG tenía una estética específica en mente que afecta al conjunto de la película y especialmente a las máquinas. “No quería un mundo robótico brillante”, aclara McG. “No quería un futuro limpio. Quería un futuro caótico. Quería una pátina de suciedad en el metal de las máquinas, como si fueran un montón de tanques soviéticos que no han sido pintados o puestos a punto en mucho, mucho tiempo”.

Además, como la acción se desarrolla después del Juicio Final se revela todo un nuevo grupo de Terminators, algunos de ellos insinuados en filmes anteriores. “Es un período de tiempo intermedio”, explica Christian Bale, “en los flash hacia el año 2029, que hemos visto en las películas anteriores, Skynet tiene un dominio absoluto de todos los ejércitos de T-800 y de Cazadores-Asesinos. Sin embargo, lo que vemos aquí es la génesis del T-800. En el presente, tenemos un montón de T-600, que son versiones más primitivas de los T-800, y una gran variedad de otras máquinas”.

El soldado de pie de Skynet es preeminentemente el T-600, que McG describe como “más grandes y antipáticos” que los T-800, “es un Buick del 57 comparado con un Mercedes Benz del 2009”. Los T-600 son una versión aparatosa de 2 metros y medio de lo que eventualmente se convertirá en un T-800, con una simple piel de goma sobre la cara y unos harapos que esconden el esqueleto, “los T-600 merodean por las tierras arrasadas buscando cualquier cosa que tenga un corazón que palpite, con un implacable objetivo: matar”, continúa McG. Llevan un arma, una M203 capaz de disparar entre 3.000 y 6.000 metrallas por minuto y una mochila llena de municiones. Los realizadores quisieron que el diseño de los T-600 fueran como máquinas que ya no se fabrican más pero cuyas unidades se mantienen en el campo de batalla, abolladas y gastadas, con el camuflaje hecho trizas, destrozado por el combate o comido por los elementos. Como dice Kyle Reese en The Terminator, “Los primeros eran más fáciles de detectar”.

Terminator: Salvation
Diseños de Terminator: Salvation

Creados utilizando marionetas tripuladas en combinación con CGI, los T-600 aparecen en diversos estados de mantenimiento. “Provocan escalofríos, como si fueran muertos vivientes, como cuando ves toda una mandíbula expuesta o áreas completas descolgadas de los rostros”, cuenta Rosengrant.

Tal y como se ha visto en los “flash hacia el futuro” en los primeros filmes está el Terminator aéreo llamado ‘Hunter-Killer’ (cazador-asesino). Los Hunter-Killers, o H-Ks, vigilan el cielo, rastreando la superficie con potentes ráfagas de luz. Tal y como los T-600, la versión de los H-Ks de Terminator Salvation representan bestias más rudimentarias que luego Skynet desarrollaría.

Patrullando como zánganos en busca de supervivientes humanos hay unos pequeños artefactos llamados ‘Aerostats’. Estos aparatos de 1,20 metros revolotean sobre el terreno en busca de cualquier signo de vida humana. Equipados con cámaras digitales y tecnología de imagen láser, envían informes a Skynet, quien luego envía a los Harvester.
Uno de mis Terminators favoritos es el Harvester, que son las máquinas que recolectan gente”, cuenta McG. De aproximadamente 25 metros de altura, el Harvester parece una araña, con múltiples piernas y brazos de metal unidas a un tórax que funciona como cuerpo, con articulaciones que son pinzas para poder capturar a sus presas y con ojos que son múltiples cámaras que acechan. Su tarea es entrar en cualquier estructura donde se estén ocultado humanos, coger sus presas y ponerlas en los Transporters para ser llevados a Skynet”.

Terminator: Salvation
Diseños de Terminator: Salvation

Si esta estrategia no funciona, el Harvester envía a los Moto-Terminators. “Como el Harvester es una bestia tan grande, mientras está recolectando humanos hay siempre alguno que se escapa”, continúa Laing. “Entonces, de la misma manera que un pastor usa a los perros, el Harvester tiene Moto-Terminators, que son parecidos a motocicletas que corren detrás de los fugitivos y los atrapan. También tienen armas y la habilidad de matar, pero su objetivo es recuperar a los humanos con vida y entregarlos al Harvester para que puedan ponerlos en el Transporter”.Estas máquinas son más elegantes, están diseñadas tomando como base la motocicleta Ducati, una favorita del director McG. La compañía italiana fue contactada por los realizadores y estuvieron encantados de colaborar. Aportaron a la producción cuatro super motocicletas idénticas para que se pudieran utilizar en el rodaje. “Queríamos contar con una apariencia de motocicleta creíble para nuestros Moto-Terminators de la película, así que nos rodeamos del equipo completo de diseñadores de Ducati”, cuenta McG. “Las Ducatis son máquinas elegantes, poderosas y ágiles, y todo ello era un gran punto de partida para crear el lenguaje de nuestros Moto-Terminators”.
El equipo de efectos visuales fue capaz de revestir con la apariencia de Moto-Terminator a las Ducatis. La producción también tenía un Moto-Terminator hecho en Los Ángeles, que se utilizó durante el rodaje.

Skynet cubre todo el territorio con esas máquinas, pero para los mares, los lagos y los ríos ha desarrollado un único Terminator acuático llamado ‘Hydrobot’. Semejante a una serpiente segmentada de unos 25 metros de largo y en lugar de ojos unas cabezas afiladísimas que perforan a sus víctimas, los Hydrobots responden a cualquier vibración que perciben en el agua donde merodean. “Los Hydrobots terminaron siendo unos personajes interesantes y divertidos”, describe Rosengrant, “una especie de cruce entre un cangrejo psicótico y una serpiente marina. Son retorcidos, salvajes con esos pinchos pinzas con una especie de taladro. Una vez que te atrapa, definitivamente estás muerto”.

Estas máquinas en particular, representaron un gran desafío para Rosengrant y su equipo, “no sólo por el detalle que requerían sino porque tenían que funcionar en el agua e iban a ser castigados sin clemencia”, continúa. “Cuando se trabaja en el agua, la mayoría de los radio controles que en general se utilizan para estas cosas no son una posibilidad; en lugar de ello tienes que trabajar con cables o neumáticos. Y los Hydrobot tenían que ser lo suficientemente perdurables como para ser lanzados hacia todos lados y ser arrojados de helicópteros y golpeados por cosas, pero al mismo tiempo no podía ser tan rígido que no pudiéramos maniobrarlo”.
Terminaron utilizando una combinación de estructura metálica que lo mantenía lo más ligero posible con secciones enteras, donde era posible, de poliuretano con pintura de acabado metálico. “Finalmente pudimos lograr una gran cantidad de tomas extras que ninguno de nosotros pensó que serían posibles con el modelo práctico”, afirma Rosengrant. “Pensamos que tendríamos que mejorar muchas cosas con CGI, pero nos asombró lo bien que funcionó todo finalmente”.

Terminator: Salvation
Diseños de Terminator: Salvation

Observar a los hombres de Stan Winston trabajando con los aparejos para darle vida a las máquinas, resultó inspirador para Bale. “Practicaban durante muchísimo tiempo para lograr los movimientos que querían”, cuenta Bale. “Es increíble el detalle con el que trabaja el equipo de Stan Winston, tienen una paciencia increíble y una tremenda pasión por lo que hacen. Me encanta ver gente que está obsesionada con lo que hace, y estos tíos están obsesionados con la construcción de sus modelos. Querían que el T-600 se viera perfecto en el momento en que gira la cabeza y ataca. Se lo toman muy, muy en serio, y creo que eso es maravilloso”.

Pero de lejos, la creación más innovadora de Skynet no es enteramente de metal. Es Marcus, el Terminator híbrido humano que, a lo largo de la película, descubre las adaptaciones cibernéticas a las que ha sido sujeto. Los efectos especiales de maquillaje y prótesis de Marcus fueron creados por Rosengrant, su equipo desarrolló numerosas variaciones para que se adaptaran a las diferentes situaciones por las que Marcus va pasando, incluyendo el endoesqueleto que se revela en su interior después de su captura por la Resistencia. Con una combinación de grandes piezas de prótesis esculpidas con la última tecnología, maquillaje y CGI, la creación de Marcus fue una tarea compleja que demandó de creatividad y paciencia, especialmente por parte de Sam Worthington, que pasó, a veces, hasta seis horas seguidas en la silla de maquillaje mientras un equipo de tres artistas trabajaban en él.

El efecto total, que McG logró con la ayuda del equipo creativo de artesanos desde todos los departamentos de la producción, fue una visión icónica que realmente ha abierto un nuevo capítulo en la saga de Terminator. “Todas las otras entregas de esta serie transcurrían en el presente«, remarca el director. “Nuestra película es un comienzo totalmente nuevo. Mostramos la génesis de esas amenazadoras máquinas; entramos en Skynet. Vemos el CPU que representará el surgimiento de las máquinas hasta ocupar un lugar de dominio completo. Para mí fue una gran emoción poder participar en la continuación de esta increíble historia, que tanto me ha inspirado a lo largo de mi vida, y que, aún hoy, continúa siendo profética”.

Para Bale, que tuvo la posibilidad de poder ver parte del montaje de los Terminators en acción durante la producción, la emoción fue igualmente intensa. Con una sonrisa irónica, el actor apunta, “nosotros fuimos al rodaje pensando que éramos los protagonistas, pero eso no es cierto en lo más mínimo. La gente no irá a vernos a nosotros. Tenemos que aportar nuestra historia, por supuesto, porque no importa cuan geniales sean los Terminators y las explosiones, si no hay una buena historia… ¿de qué sirve? Pero enfrentémonos a los hechos: los Terminators son las verdaderas estrellas de la película. Y van a sorprender más allá de lo imaginable a todo el mundo”.