Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Historia
Los Años 80
Los Años 80
Fecha: Octubre de 1998Por: Sergei



    LLEGA EL RELEVO
Los 80 comienzan con la secuela de la Guerra de las Galaxias, el Imperio Contraataca barre las taquillas. A su sombra, se estrenan Vestida para Matar, de Brian de Palma, donde el director se confirma como el sucesor de Hitchcock, y el Resplandor, de Stanley Kubrick, otra adaptación de las novelas de Stephen King.
En el 81, dos películas de hombres lobo luchan por el Oscar al mejor maquillaje. Eran Aullidos, de Joe Dante y Un Hombre Lobo Americano en Londres, de John Landis, llevándose ésta el galardón.

El Imperio Contraataca (1980)

Tron (1982)
William Lustig abandona el cine porno y rueda Maniac (1981), con unos brutales asesinatos, interpretados por el malogrado Joe Spinell, y con el mago de los FX, Tom Savini en el equipo técnico.
El 82 llega cargadito. Además de clásicos como E.T. el Extraterrestre y Tron (con unas innovadoras imágenes informatizadas y virtuales), se estrena la Cosa de John Carpenter y ¿ Dónde te escondes, hermano? de Frank Henenlotter, pieza clave del terror de bajo presupuesto, que nos dió a conocer a un director que nos legaría importantes films salpicados de humor negro y gore.
Pero si hubo un film ese año que mezclaba el humor negro y el gore, además de innovar en el género en lo técnico y visual, y encima hecho todo con poco dinero, pero muchas y buenas ideas, es Posesión Infernal, el mítico film de Sam Raimi.
Durante ese año, un joven animador de la Disney realizaba dos cortometrajes que serían retenidos por la compañía más de 10 años, antes de ser estrenados. Eran Vincent y Frankenweenie, y su autor, Tim Burton.
En el 83, se cierra la trilogía más exitosa de todos los tiempos con el Retorno del Jedi.

Posesión Infernal (1982)

Videodrome (1983)
Ese año, David Cronenberg estrena Videodrome, creando una nueva dimensión y un nuevo concepto del cine fantástico. Mientras, Tony Scott nos daba también una nueva visión de los vampiros en el Ansia, antes de pasarse a un cine mucho más comercial.
En 1984, mientras Joe Dante paseaba sus Gremlins por todo el mundo, y James Cameron hacía lo propio con Terminator; la extensión del video doméstico anima a los americanos a crear las clasificaciones PG-13 (mayores de 13 años), MMM (extremely mature) y EV (extreme violence). Charles Band, mientras, crea la Empire recogiendo el espíritu de Roger Corman.

    SE UNEN EL TERROR Y EL HUMOR
En 1984, Wes Craven estrena Pesadilla en Elm Street. En lo que queda de década, Freddy Krueger competirá en secuelas con Jason Voorhees (Viernes 13) y Michael Myers (Halloween).
Pesadilla... confirmaba la tendencia a mezclar humor negro y terror, que sería la clave del resto de la década. Prueba de ello, la Empire produce Re Animator de Stuart Gordon, en 1985, el mismo año que la Troma Films crea el Vengador Tóxico, y el guionista y director Dan O'Bannon realiza el Regreso de los Muertos Vivientes, protagonizada por la "scream queen" Linnea Quigley.

Pesadilla en Elm Street (1984)

Hellraiser (1987)
En 1986, el visionario David Lynch se adelanta a la corriente gótica de los 90 con Terciopelo Azul. Un año después, el aleman Jorg Buttgereitt realiza Nekromantic, una muestra del arte más visceral, enfermizo y descarnado, que confirmaría dos años más tarde con el Rey de la Muerte.
Con una Historia China de Fantasmas (1987) saca al cine fantástico oriental del olvido, en el que estaba desde los tiempos de Godzilla y sus secuelas. Ese mismo año, Clive Barker debuta en la dirección con la inquietante Hellraiser, basada en las propias novelas de terror del escritor británico.
También en 1987, Paul Verhoeven rueda su primer film totalmente "americano", Robocop. En él mezcla el cine de acción con la ciencia ficción, una pizca de gore e influencias de los cómics de Frank Miller, creando un "splatterpunk" en toda regla. Le seguirían dos secuelas infinitamente inferiores.
Pero si hablamos de ciencia ficción, no podemos pasar por alto dos de las grandes películas del género rodadas en esta década. Una es Aliens, el Regreso (1986) de James Cameron. La otra, la inmejorable Blade Runner (1982), de Ridley Scott. Ambas dejan marcadas las vías por las que se moverá la ciencia ficción posteriormente.

Aliens, el Regreso (1986)

Blade Runner (1982)
Una será imitada cada vez que viajemos al espacio, la otra, cada vez que viajemos al futuro de nuestra civilización. Y si no, podemos encontrar varias similitudes entre el mundo de Blade Runner y el de Akira (1987), que supuso la explosión en Occidente del "manga" japonés. Un año después, las legiones de fans del gore no hacen sino hablar de Mal Gusto, que supone el descubrimiento del neozelandés Peter Jackson. Realizada por un grupo de amigos durante los fines de semana, Mal Gusto es un extenso catálogo de barbaridades y gore brutal, en un tono paródico y sarcástico.
Para acabar con esta década, mencionaremos Henry, Retrato de un Asesino, en la que John McNaughton ofrece una perspectiva real de un psycho killer (de hecho, se basaba en hechos reales), rompiendo con los anteriores asesinos de la década (de corte más sobrenatural), de la misma forma que lo haría en 1991 el holandés Remy Belvaux en Ocurrió Cerca de su Casa.
 
 
Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS