Entrevistas  Noticias  Películas  Biografías  Artículos
 Historia  Foro  Estrenos  Enlaces  Contacto

 CineFantastico.com >> Entrevistas
Sergio L. Palacios
Sergio L. Palacios
Fecha: Diciembre 2011Por: Sergei


Sergio L. Palacios nació en Avilés en 1966. Es doctor en física por la Universidad de Oviedo, donde ocupa una plaza de profesor titular de física aplicada. En el año 2004 propuso a su universidad impartir una innovadora asignatura denominada Física en la ciencia ficción. En sus clases los alumnos aprenden las leyes de la física mientras ven películas. Con el material de dichas clases publicó hace unos años La guerra de dos mundos, en el que explicaba conceptos físicos que chocan con lo que estamos acostumbrados a ver en el cine de ciencia ficción. Ahora, nuevamente con la editorial Robinbook, publica Einstein versus Predator.

Sergio L. Palacios
Sergio L. Palacios
Einstein versus Predator
Einstein versus Predator
Pregunta: Todo comenzó como una asignatura... ¿cómo fue acabando todo ésto en libros?
Sergio: Pues verás, la asignatura, que se llama Física en la Ciencia Ficción, comencé a impartirla en el año 2004. Con el material que iba reuniendo durante las clases, decidí escribir un blog en Internet en el verano de 2006 (http://fisicacf.blogspot.com). Al año siguiente, Robinbook se puso en contacto conmigo y me propuso la idea de recopilar los mejores artículos del blog y publicarlos en forma de libro. Así nació La guerra de dos mundos, que se publicó en abril de 2008 y ahora Einstein versus Predator, a la venta desde noviembre de 2011.

P: La guerra de los dos mundos supuso un gran esfuerzo de publicación, pero aun así te has atrevido con esta continuación...
S: Sí, cuando se publicó La guerra de dos mundos se me quedaron en el tintero un montón de temas estupendos de la ciencia ficción. Mis lectores me lo hicieron notar y esa fue la causa principal que me motivó a escribir esta "secuela" que acaba de ver la luz. Hay capítulos dedicados a los agujeros negros, a los agujeros de gusano, a las máquinas del tiempo, los universos paralelos y muchas cosas más.

P: En Einstein versus Predator profundizas más en los análisis. ¿Hasta qué punto? ¿Qué otros cambios encontraremos respecto a La guerra de dos mundos?
S: Bueno, mi primer libro digamos que fue un pecado de juventud. No tenía ninguna experiencia previa como divulgador. Allí trataba temas más enfocados como herramientas didácticas útiles en los colegios e institutos de enseñanza secundaria. Para ello, los superhéroes son fantásticos porque permiten ver las leyes de la mecánica o la termodinámica desde un punto de vista muy atractivo para los chavales. En Einstein versus Predator he adquirido una experiencia de más de tres años en la divulgación científica. Es un libro más concienzudo, más reflexivo y que aborda temas más profundos, como la física cuántica o la relatividad general. Pero que nadie se asuste, se trata de temas que siempre abordo desde la cara amable que nos ofrece el cine de ciencia ficción. Para escribir un libro de texto sobre física ya hay otros autores mucho más capacitados.

P: ¿Hay alguna película que te haya sorprendido positivamente por su precisión a la hora de jugar con conceptos físicos?
S: Hombre, uno siempre tiene sus favoritas. A mí me encantan 2001: una odisea del espacio, Contact, Primer, Los Cronocrímenes y también Avatar.

P: En ese sentido, las primeras películas de ciencia ficción se tomaban más licencias, y luego fueron mejorando... actualmente, ¿seguimos avanzando o estamos retrocediendo?
S: No creo que hayamos mejorado ni empeorado. Yo adoro las películas clásicas del género de ciencia ficción, la serie B y el cine americano de la década de 1950. Eran películas con una riqueza de ideas y propuestas muy originales, aunque la fidelidad a la ciencia brillase por su ausencia con demasiada frecuencia. En el cine de hoy esto es justamente lo que echo de menos: faltan ideas realmente sugerentes y originales y sobra pirotecnia y efectos especiales. No digo que no me guste, sino que podría estar más equilibrada la balanza.

P: Volviendo al tema de las clases que originaron todo. ¿Cómo se valora este tipo de investigación docente para dar un giro a la educación? ¿Cómo es de necesario?
S: Sinceramente, tengo que decir, por lo que yo conozco, que experiencias docentes de este tipo aún están muy poco desarrolladas en nuestro país. Muy pocos compañeros de mi propia universidad conocen mis métodos y, en ocasiones, no he recibido felicitaciones precisamente por hacer lo que hago. Tampoco hay mucho apoyo que digamos por parte de los organismos competentes para implantar asignaturas de este tipo en los nuevos planes de estudios. Mi asignatura Física en la Ciencia Ficción fue rechazada de plano cuando la propuse para formar parte del plan de estudios del grado en física de la universidad de Oviedo. No se la consideró suficientemente interesante, a pesar de ser la asignatura con un mayor número de alumnos matriculados en mi facultad curso tras curso (y ya van ocho desde que comencé a impartirla). También propuse otras dos materias nuevas e innovadoras: física del deporte y ciencia y pseudociencia. Ambas corrieron la misma suerte.

P: Una asignatura así, y con algunos alumnos que uno sabe que se habran apuntado sí o sí, habrá dado anécdotas como para otro libro...
S: Alguna sí que ha habido. Son clases muy especiales y que guardo con mucho cariño en mi recuerdo. El próximo curso será el último que se imparta. El Espacio Europeo de Educación Superior (Plan Bolonia) se la llevará definitivamente al baúl de los recuerdos.

P: ¿Qué libro de ciencia ficción (de los que nunca aparecerían enlos tuyos) te gustaría ver convertido en una película?
S: Buf, no lo sé, supongo que muchos. A mí me gusta especialmente el género "steampunk". Por decirte solamente uno y que leí hace no demasiado: El mapa del tiempo, de Félix J. Palma. Me encantó esta novela y creo que sería una estupenda película.



Búsqueda dentro del web

Sindicación RSS